Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


12m_marzo_18_valencia

Plaza de toros de Valencia

12 de Marzo de 2018

Novillada con picadores

FICHA TÉCNICA DEL FESTEJO

Ganadería: Novillos de Fernando Peña. buenos 1º y 4º.

Diestros:

Jesus Chover: de azul y oro. Estocada trasera (petición y vuelta al ruedo). En el cuarto, pinchazo y estocada trasera y caída (dos orejas).

Alejandro Gardel: de rosa palo y oro. Estocada tendida y cuatro descabellos (silencio). En el quinto, pinchazo y estocada (silencio).

Ángel Téllez: de verde y oro. Cuatro pinchazos y estocada. Dos avisos (silencio). En el sexto, Dos pinchazos, estocada y nueve descabellos. Dos avisos (silencio).

Tiempo: Bueno

Entrada: Un tercio

Vídeo resumen: https://twitter.com/twitter/statuses/973285836090429440

Crónicas de la prensa:

ABC

Por Andrés Amorós. Triunfa la pasión valenciana de Jesús Chover en Fallas

La Fortuna es caprichosa. En la primera novillada picada de Fallas, al valenciano Jesús Chover le tocan dos excelentes reses de Fernando Peña: despliega todo el repertorio sorista, corta dos orejas y sale a hombros. Los madrileños Gardel y Téllez, de estilo más depurado, se estrellan contra novillos deslucidos y matan mal.

Reaparece Chover, herido en la Feria de Julio; lleva ya ocho años como novillero. Lo apodera El Soro y parece haberle traspasado su estilo. En los dos novillos, se va a portagayola; quita por gaoneras, chicuelinas y tafalleras; banderillea al quiebro, al molinillo y a la moviola; muletea de rodillas. Todo ello, con entrega absoluta, variedad y logro desigual. Los paisanos se entusiasman con su pasión valenciana, como una traca: el presidente le niega la oreja, en el primero, pero le otorga dos, en el cuarto: más equilibrado hubiera sido una y una.

Por Alejandro Gardel, de 20 años, apostó Palomo Linares. Ganó el certamen «Soy novillero» y el Zapato de Plata de Arnedo. El segundo es muy flojo; al quinto, le falta motor. En los dos, muestra una estética suave, natural, pero se queda casi inédito y falla con los aceros.

En Valdemorillo y Vistalegre, este año, he visto las cualidades de Ángel Téllez, con 19 años: sobriedad, temple toledano, valor sereno. Su tercer novillo se para; el sexto, recula. En los dos, falla al matar: se libra por pelos del tercer aviso, en el último. A pesar de eso, lo veré con gusto en Madrid, igual que a Gardel, pero los dos tienen que mejorar en la suerte suprema.

El Mundo

EFE

Con el lote de mayores opciones de una desigual, descastada e insulsa novillada de Fernando Peña, Jesús Chover puso la suficiente decisión como para que se abriera para él la puerta grande de la plaza de Valencia por primera vez en esta Feria de Fallas.

Apoderado y aconsejado por El Soro, el torero que mejor representó en los ruedos el espíritu festivo de la afición valenciana, Chover se dio toda la tarde a un faenar entregado, explosivo y bullidor, siguiendo las pautas que indentificaron a su mentor.

Por eso le pidieron ya la oreja del primero de la tarde, que, además de ser el de más finas hechuras, resultó a la postre el de más clase y entrega del deslucido encierro de Fernando Peña.

Desde que lo recibió, como a su segundo, con una larga a porta gayola, el valenciano siempre se hizo presente con el capote, variado y vistoso tanto en los lances de recibo como en todos los quites a los que tuvo derecho, incluso sacando él mismo a los novillos de debajo del peto del caballo de picar.

Tampoco con las banderillas quiso negar después la clara influencia sorista, intentando suertes como la del remolino que inventó Vicente Ruiz y los pares al quiebro, aunque no siempre la ejecución tuvo el suficiente ajuste y acierto.

Con la muleta Chover se empleó a fondo ante ambos ejemplares, muy asentado y firme, solo que con el defecto de encimarse demasiado en los cites, lo que no ayudó a que fluyeran las embestidas, y con escasa sutileza a la hora de embarcarlas y deslizarlas.

Tras una estocada trasera, el presidente le denegó esa oreja pedida por mayoría de su primero, pero le compensó al darle, muy generosamente, las dos del cuarto, que se movió sin gran clase y al que el valenciano hizo una faena de menor nivel que al anterior y rematada con un pinchazo previo a otra estocada muy trasera.

Los lotes de sus compañeros de cartel, los madrileños Alejandro Gardel y Ángel Téllez, apenas tuvieron opciones de lucimiento. Los del primero porque se desfondaron afligidos a las primeras de cambio; y los del segundo por su falta de fuerzas o por rajados, que es lo que pasó con el feo y destartalado sexto.

Y así, mientras que Gardel no perdió demasiado el tiempo con los suyos, Téllez se empeñó en sacarles partido a base de temple y sinceridad, pero en dos trasteos excesivamente largos y que, mal rematados con la espada, hicieron sonar finalmente hasta cuatro avisos en vez de las palmas que merecieron sus intenciones.

Toros en Valencia. Temporada 2018

12m_marzo_18_valencia.txt · Última modificación: 2018/03/13 12:14 por paco

Herramientas de la página