Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


18_julio_19_sevilla

REAL MAESTRANZA DE SEVILLA

Jueves, 4 de julio de 2019

Novillada sin picadores

Jueves 18 de julio. Novillos de para Pasan a la final Uceda Vargas, González Ecija y Solalito.

FICHA TÉCNICA DEL FESTEJO

Ganadería: Novillos de Juan Pedro Domecq,

Diestros:

Rafael Camino. Camas, Sevilla. Vuelta tras petición.

Álvaro Alfonso. Sevilla. Vuelta tras petición.

González Écija. Écija (Escuela Municipal de Tauromaquia de Écija). Oreja.

Álvaro Burdiel. Escuela Taurina de Madrid José Cubero Yiyo. Ovación.

El Niño de las Monjas. Escuela Taurina de Valencia. Ovación

Francisco Fernández:. Escuela Municipal de Tauromaquia de Algeciras. Ovación.

Presidente: 18_julio_19_sevilla

Tiempo:

Entrada:

Video: https://vimeo.com/348989246

Galería de fotos:

Crónicas de la prensa:

El Correo de Andalucía

Por Álvaro Rodríguez del Moral. González Écija se suma a la final

Se cortó una oreja. Pero pudieron ser más. El nivel, la ambición y la aptitud mostrada por los seis aspirantes del tercer festejo clasificatorio del ciclo de promoción no tuvo nada que ver con los dos anteriores. Pero hay dos reglas no escritas y que no siempre son justas en este certamen: las orejas pesan más que cualquier otro hecho y la contundencia de la espada es la pesa definitiva que inclina la petición del público. Este jueves hubo aspirantes con merecimientos para pasar a esa final que ya tiene su propia nómina. También se puede repescar algún nombre en los dos festejos anteriores pero las cosas son como son y esas tres únicas orejas cortadas han vuelto a erigirse como pasaporte definitivo para el duelo del día de Santiago.

A partir de ahí, hay que contar muchas cosas y detalles notables del tercer y último festejo clasificatorio, comenzando con el triunfador numérico de la noche, que se llama Jaime González-Écija y llegaba a la plaza de la Maestranza representando a la escuela taurina de su pueblo. Maneja el capote –muy chico, por cierto- con gusto pero dio la medida de sus posibilidades imponiéndose a las dificultades que le planteó un novillo, el tercero, que se quedaba debajo de sus engaños de puro flojo. Jaime tiene buen corte de torero; quiere torear hacia adentro, componiendo, sintiendo el muletazo. Lo hace y lo dice bien y dejó una buena impresión rubricada con una estocada contraria que hizo rodar al enemigo. La oreja lucrada era el salvoconducto para la final…

Pero ojo, también es de justicia reconocer que los mejores muletazos de la noche y posiblemente de todo el ciclo los dio Francisco Fernández, un joven novillero de Los Barrios que aterrizaba en el ciclo presentado por la Escuela de Algeciras. Fernández torea con personalidad, vaciando el muletazo con un curioso codilleo. En el final de su labor, iniciada con firmeza y con un sorprendente muletazo cambiado por la espalda, llegó esta tanda de seda, perfectamente acompasada, que dio la medida de sus posibilidades. Eso sí, como la mayoría de sus compañeros se pasó un poco de rosca y se atascó con la espada. Dejó excelente sabor…

También iba a sudar la camiseta el aspirante que más expectación mediática había despertado, el valenciano Jordi Pérez que se anuncia como ‘Niño de las Monjas’. Las cosas como son: es el chaval que más se ha arrimado en todo el serial. Lo demostró en un ajustado quite de frente por detrás pero, sobre todo, cuando se echó de rodillas en el final de su faena sabiendo que el bicho, complicado y gazapón, le podía echar mano. Y así fue… pero Jordi volvió a hincarse de hinojos, en el mismo terreno, despertando una unánime ovación. El moderno Niño de las Monjas estuvo firme, firmísimo, muy por encima de su enemigo pero la espada, una vez más, le impidió cortar el trofeo que habría complicado bastante la decisión del jurado.

Pero hay más notas positivas, como el oficio consolidado de Rafael Camino, hijo del cuerpo, sobrino nieto del maestro Paco, que cuajó una entonada e interesante faena a uno de los mejores novillos de la noche, que fue el segundo. El sevillano Álvaro Alfonso, que acudía por libre a pesar de sus vínculos con la escuela de Córdoba, mostró ganas y no dudó en marcharse a portagayola antes de enjaretar cuatro o cinco largas y faroles. Tiene cierto aire espartaquista en el manejo de la muleta aunque debe trabajar un punto la compostura. El descabello también le dejó sin premio. El cuarto en discordia fue su tocayo Álvaro Burdiel, otro sevillano de nacencia pero presentado por la escuela ‘Yiyo’ de Madrid. Tuvo que sortear las muchas dificultades que le planteó el cuarto, incluyendo una fuerte voltereta por querer recuperar la muleta después de un desarme. También aprobó con creces. Los finalistas

Finalizado el festejo, se supo que los novilleros que han llegado a la final son: Uceda Vargas (Escuela Municipal de Tauromaquia de Camas), Jaime González-Écija (Escuela Municipal de Tauronaquia de Écija) y Solal Calmet ‘Solalito’ (Escuela Taurina del Campo de Gibraltar), que estoquearán una novillada de Jandilla el próximo jueves, día 25 de julio. Están en juego el vestido de torear, el capote de paseo y el capote de brega que regala la Real Maestranza al triunfador y los siguientes clasificados. Este año, además, se abre la oportunidad al triunfador de participar en los festejos de promoción que se celebran cada año en la feria septembrina de La Algaba. Esta terna de finalistas ha sido elegida por el jurado de asesores artísticos de la presidencia de la plaza de toros de Sevilla, es decir: Alfonso Ordóñez, Antonio Martínez ‘Finito de Triana’, Antonio Ramón Jiménez y Luis Arenas.

18_julio_19_sevilla.txt · Última modificación: 2019/07/22 21:46 por paco

Herramientas de la página