Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


22_abril_17_zaragoza

Plaza de Toros de Zaragoza

sábado, 22 de abril de 2017

Corrida de toros concurso

FICHA TÉCNICA DEL FESTEJO

Ganadería: Toros de Partido de Resina manso y rajado, Cuadri complicado, Alcurrucén se dejó, El Ventorrillo poco fondo y transmisión, Flor de Jara peligroso y Ana Romero el mas manejable. De buena presentación. Desierto el premio al más bravo.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Florentino Ballesteros, torero zaragozano nacido el 11 de enero de 1893, y que hoy hace justo 100 años que un toro de la ganadería de Benjumea le quitaba la vida en la plaza de toros de Madrid.

Diestros:

Rafaelillo: de azul marino y oro. Pinchazo hondo y estocada, silencio y pinchazo, estocada atravesada, ovación.

Alberto Álvarez: de grana y oro. Estocada y tres descabellos, ovación. En el quinto, Pinchazo, estocada que asoma, pinchazo y media. Aviso, ovación.

Román: de grana y oro. vuelta tras petición y palmas

Destacaron: Iturralde declarado mejor picador

Entrada: Un tercio de entrada

Galería de imágenes: https://www.aplausos.es/album/55/roman-y-un-anarromero-lo-mejor-de-la-corrida-concurso-de-zaragoza/1/imagen.html

Video:

Crónicas de la prensa:

ABC

Por ÁNGEL G . ABAD. Toda una tarde en busca de la bravura perdida

La tarde se quedó en una búsqueda de la bravura, que a veces asomó pero no acabó de aparecer, por el coso de la Misericordia. Hubo dos toros que, si bien no terminaron de convencer al jurado de la corrida concurso, sí que al menos ofrecieron el triunfo a su matador. Al tercero, «Rondeño», de Alcurrucén, y al sexto, «Hormiguero», un santacoloma de Ana Romero, los recordará Román.

El joven torero valenciano no acabó de acoplarse. Ganas, todas, y momentos en los que parecía que levantaba la tarde. Al núñez de Alcurrucén, que se fue calentando en el caballo y acabó con motor y casta, le comenzó la faena de muleta torerísimo, doblándose con valor y eficacia. Fue lo mejor, pues a partir de ahí la encomiable voluntad quedó en eso. Quizás demasiado encima, el toro acababa protestando y todo quedó en caldo de borrajas. Como con el sexto, un precioso santacoloma, que cumplió en el caballo de Pedro Iturralde –declarado mejor picador– y derrochó nobleza. Los amagos de rajarse no hubieran impedido una labor rotunda y de éxito, que lamentablemente para el torero quedó a medias.

Y una vez contado lo que dieron de sí los dos toros más potables de la tarde, lo demás pueden imaginar que no fue como para tirar cohetes. Los premios al toro más bravo y al mejor lidiador, desiertos, lo que da medida de que a la corrida concurso le faltó fuste y casta, a pesar de la seria presencia.

Así, el primero de Partido de Resina huía de la pelea como del demonio y Rafaelillo estuvo más detrás que delante. Con el cuarto, de El Ventorrillo, su aguerrido recibimiento de capa no tuvo continuidad.

Mientras que la decisión y la firmeza del aragonés Alberto Álvarez no fructificó ni con el altón de Cuadri ni con el manso de Flor de Jara.

La Razón

EFE Román destaca en un concurso ganadero desierto de bravura en Zaragoza

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Florentino Ballesteros, torero zaragozano nacido el 11 de enero de 1893, y que hoy hace justo 100 años que un toro de la ganadería de Benjumea le infirió una gravísima cornada en el pecho, que, a la postre, le costaría la vida, en la antigua plaza de Madrid, de la carretera de Aragón.

No tuvo un resquicio de bravura el primero del concurso ganadero, de Partido de Resina, un toro de preciosa lámina y que manseó en todos los tercios, saliendo siempre suelto de los tres encuentros en el caballo, doliéndose en banderillas y rajándose a las primeras de cambio en la muleta. A Rafaelillo no le quedó otra que tirar por la calle del medio y abreviar con él.

Tampoco brindó demasiadas opciones el «cuadri», que saltó a la arena en segundo lugar, otro astado que apenas peleó en varas, y que, a diferencia del anterior, desarrolló mal estilo en el último tercio, frenándose y con la cara por encima de las hombreras de Alberto Álvarez, que brilló con el percal, y que apenas pasó de voluntarioso en un trasteo muy bien rubricado con la tizona.

Al tercero, de Alcurrucén, lo pusieron cuatro veces en el caballo, si bien no acabó tampoco de emplearse, y fue el que mejor son tuvo en el último tercio, un punto blandito, pero dejándose mucho. Román, que gustó a la verónica, anduvo fácil y solvente, aunque sin acabar de «meterse» con su oponente, que fue ovacionado en el arrastre antes de que el valenciano diera la vuelta al ruedo.

El de El Ventorrillo, que hizo cuarto, derribó al picador de turno en el tercer encuentro que mantuvo con el montado. No fue bravo tampoco el animal, al que Rafaelillo recibió de manera vibrante con dos largas de rodillas y varios lances posteriores de buena ejecución. Y se apagó pronto también el astado en la muleta, sin ánimo de embestir. El murciano tampoco se dio aquí demasiada coba.

El quinto fue un «santa coloma» de Flor de Jara que, tras tres puestas en el caballo, no le puso las cosas fáciles al local Alberto Álvarez, desarrollando mucho sentido casi desde salida. Pasó un quinario el zaragozano, que sorteó miradas, arreones y tarascadas, librándose de milagro de a cornada.

Cerró plaza otro «santa coloma» de Ana Romero que, sin ser un dechado de bravura, fue el que mejor pelea hizo en varas. Se dejó también el astado en la muleta y nuevamente se vio a un Román entregado de principio a fin en una faena que podría haber sido de oreja de no fallar con los aceros. EFE

©Imagen: Román, en un pase de pecho al sexto, de Ana Romero - Fabián Simón

Zaragoza Temporada 2017

22_abril_17_zaragoza.txt · Última modificación: 2017/04/23 11:24 por paco

Herramientas de la página