Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


22_junio_17_sevilla

Real Maestranza de Sevilla

Jueves, 22 de junio de 2017

Novillada con picadores

FICHA TÉCNICA DEL FESTEJO

Ganadería: Novillos de ganadería Talavante 5º bis bien presentados mejores 1º y 4º

Novilleros:

Alfonso Cadaval: de gris plomo y oro. Pinchazo y estocada atravesada (vuelta al ruedo). En el cuarto, estocada (una oreja).

Alejandro Gardel: de azul marino y oro. Buena estocada (saludos). En el quinto, media estocada (saludos).

David Salvador: de verde hoja con cabos negros. Tres pinchazos (silencio). En el sexto, dos pinchazos y estocada (saludos).

Minuto de silencio en memoria de Iván Fandiño.

Presidente: José Luque Teruel

Tiempo: agradable

Entrada: Menos de media plaza.

Galería de imágenes: https://plazadetorosdelamaestranza.com/alfonso-cadaval-corta-una-oreja-da-una-vuelta-al-ruedo/

Video: https://vimeo.com/222797919

Crónicas de la prensa:

Cambio de tercio

Por Antonio de los Reyes Cadaval con el mejor lote corta oreja y da una vuelta al ruedo

Algo menos de media plaza en la 20ª de abono, se guardó un respetuoso minuto de silencio en la memoria de Ivan Fandiño. Los novillos de Talavante bien presentados y en juego desigual, el mejor lote sin duda se lo llevó Alfonso Cadaval al que se le vio muy seguro con el capote después de irse a portagayola con su primero, el novillo fue extraordinario, Cadaval ligó de rodillas una buena serie sin pensárselo en el inicio de faena y templó la larga y humillada embestida por ambos pitones, la faena fue aseada y estropeada finalmente por la espada, todo quedó en la vuelta al ruedo tras petición de oreja. Con su segundo Alfonso estuvo algo mas apresurado, hubo momentos en los que le faltó acople, el buen novillo de Talavante obedecía bien a los toques, lo toreó mejor con la izquierda dejando buena sensación, la estocada efectiva le dio la oreja. Alejandro Gardel se fue de vacío tras torear a sus dos novillos, el primero soso, sin transmitir al que toreó con algo más de soltura y dejando una buena estocada, devolvieron el quinto por problemas en la vista y con el sobrero tuvo aun menos opción, el novillo parado y peligroso no le dejó dar ni un muletazo. Lote malo para David Salvador y brutal voltereta de salida con el capote, el primero tiraba la cara arriba, se dejó algo más por el pitón izquierdo, el novillero se basó en la quietud y finalmente sin que la cosa fuera a más dejó tres pinchazos. David se mostró en todo momento valiente y voluntarioso con su segundo de escasas opciones, con la espada no estuvo muy acertado.

El Mundo

Por Carlos Crivell. Talavante sostiene a Cadaval

El rigor de la calima del verano adelantado dejó paso a una noche de brisa agradable en la Maestranza. Se levantó la plaza en señal de respeto en la memoria del matador Fandiño. La herida de triste final sigue abierta. La novillada de Talavante tenía dos tracas en forma de novillos de revolución que cayeron en el mismo lote y que cayeron en las manos de Alfonso Cadaval en el sorteo gracias a la fortuna de una mano inocente que sacó la bolita con los números de la fortuna: el 58 y el 30.

No es fácil estar a la altura de dos novillos con tanta calidad. Alfonso mostró progresos con relación a la tarde anterior, lució un buen toreo a la verónica después de la portagayola del que abrió plaza, quitó con airosas chicuelinas en el tercero, se mostró afanoso ante ambas máquinas de embestir y solventó la papeleta con una vuelta y una oreja. Talavante mantuvo a flote a Cadaval. El primero fue extraordinario, siempre con el morro por el albero y repitiendo con codicia. Alfonso alternó tandas buenas, mejor con la izquierda, con otras de trazo precipitado. Dejó entrever compostura, se lució en los ayudados y perdió un posible trofeo por un pinchazo.

El cuarto, que anduvo suelto en los primeros trances de la lidia, rompió a embestir a distancia con calidad suprema. De nuevo su faena fue de altibajos. Junto a muletazos de buen trazo, en otras ocasiones su toreo fue acelerado y desplazó afuera al novillo. El toreo con la izquierda fue de mayor nota. La buena estocada le permitió pasear una oreja celebrada con alegría por sus seguidores.

Alejandro Gardel se salvó en una voltereta cuando realizó un quite al que abrió plaza. Dejó la huella de un novillero de buen corte, de toreo relajado y sentido, que pudo expresarse en el segundo, un novillo noble pero embestidas sosas. En realidad no acabaron nunca de acoplarse el eral y el novillero. Devolvieron el quinto por problemas en la vista y salió un sobrero jabonero muy cornalón que fue una prenda. No le dio ninguna opción a Gardel que recibió una cariñosa ovación al rematarlo con la espada.

David Salvador sorteó el lote malo de la noche. El tercero lo cogió de salida de forma espectacular cuando trataba de torear con el capote. Su noche fue de entrega ante dos novillos casi imposibles. El tercero embistió con genio. Salvador hizo una faena de buenos detalles. Cuando sometió al utrero con la izquierda, el de Talavante echó el freno y se paró. Salvador quiso hacer la faena que tenía en su mente. Solo así se explica que intentara arrucinas sin sentido. El sexto era casi imposible. Se mostró valiente y decidido ante un novillo con escasas posibilidades por su genio y mal estilo. No tiene muchas excusas con la espada, que manejó de forma deficiente.

ABC

Por Lorena Muñoz. Vuelta y primera oreja para Cadaval con el mejor lote de Talavante en Sevilla

El sentido minuto de silencio por Iván Fandiño al terminar el paseíllo y el primer trofeo de las novilladas de abono fueron los dos hitos más destacados del desigual encierro de Talavante. El premio fue para Alfonso Cadaval en su segundo paseíllo en la Maestranza en el que estuvo templado y dispuesto con el capote. El sevillano tuvo el mejor lote y logró la oreja en el buen cuarto, con el que se entendió con la diestra gracias a la importante transmisión del astado. Tras la estocada, de buena de ejecución y rápido efecto, paseó el trofeo.

Otro pudo cortar en el que abrió plaza con el que demostró su apuesta en chiqueros. En los medios y de rodillas comenzó la faena, en una serie vibrante que remató con torería con el pase del desprecio. «Pantomimo» repitió y humilló con clase por el izquierdo en la muleta. Sonó la música y hubo naturales largos y templados, pero el pinchazo dejó el premio en una vuelta tras la petición del público que ovacionó al novillo en el arrastre.

Debutaban Alejandro Gardel y David Salvador que no tuvieron fortuna. Gardel, que estuvo animoso con el capote y se llevó una voltereta cuando quitaba por tafalleras y gaoneras, saludó dos ovaciones. Tras los doblones iniciales al segundo, su labor decreció en interés ante la sosería de un astado que apretó en el peto pero no dijo nada en el tercio final. Lo mejor fue la estocada. Con el quinto bis, un precioso jabonero que sustituyó al titular burriciego, solo pudo mostrar su pesar, ya que se paró.

Salvador se llevó un susto tremendo en el saludo del serio tercero al tropezar con el capote delante del novillo que le dio una vuelta completa en el aire. Se repuso, quitó por gaoneras y brindó al público una labor valiente en la que aguantó parones y miradas aunque se atascó con la espada. El sexto fue un torito con el que volvió a estar firme. A los dos debutantes habrá que verlos de nuevo con otro material.

Diario de Sevilla

Por Luis Nieto. Alfonso Cadaval, único trofeo

El bullicio en la Maestranza se apagó de súbito tras el desfile de los novilleros Alfonso Cadaval, Alejandro Gardel y David Salvador. Minuto de silencio y un nudo en la garganta de miles de personas, que eran una, por Iván Fandiño, El Peñón de Orduña, ese torero rocoso, valiente, auténtico, al que un toro mató el pasado sábado en Francia.

Abajo, en el ruedo, tres chavales en la flor de la vida. Quietos, inmóviles, con las monteras en la mano. Nos hubiera gustado radiografiar sus pensamientos en ese momento. Es probable, muy probable, que cada novillero sintiera que en unos minutos la muerte danzaría en el ruedo a escasos centímetros suyos, algo que se olvida con demasiada frecuencia. Y los tres apostaron ante una novillada de Talavante, en conjunto interesante, de desiguales hechuras y juego dispar en la que a Alfonso Cadaval le tocó la lotería, cayendo en sus manos un lote extraordinario, con el que consiguió el único trofeo de la noche.

Sucedió en el cuarto acto con un novillo negro, mulato, bien presentado, que cumplió en varas y embistió con transmisión; siendo ovacionado en el arrastre. El sevillano jugó bien los brazos en un ramillete de verónicas, que abrochó con una media a pies juntos. En la faena, que la Banda de Tejera acompañó con un pasodoble, consiguió algunos pasajes notables, descollando especialmente en una serie diestra de mano baja y ligazón en el ecuador de la misma. Mató de estocada y fue premiado con una oreja.

Ante su primero, el que abrió plaza, nobilísimo y de gran calidad, hubo fundamentalmente disposición. Cadaval lo recibió con una larga cambiada de rodillas y comenzó, de manera explosiva, en los medios y de rodillas, con una serie diestra marcada por el temple. También acompañado por la música, continuó con un trasteo entonado, que cerró con adornos muy toreros para matar de pinchazo y entera desprendida y dar una vuelta al ruedo tras leve petición.

Alejandro Gardel apuntó buenas maneras ante un lote imposible para el lucimiento. Fue ovacionado en su lote. Ante su primero, noble, pero muy apagado, su labor fue correcta, pero careció de emoción tras dejar un par de verónicas suaves. El banderillero Raúl Cervantes prendió un par notable.

Con el quinto bis, un jabonero del mismo hierro, que sustituyó a un precioso novillo de pelo melocotón que fue devuelto por problemas de visión, no tuvo opción porque el animal, tras cumplir en varas se paró más que el caballo de un retratista y se defendió. Mató de media.

David Salvador, algo verde, anduvo muy voluntarioso y no estuvo acertado con los aceros. Al colorao tercero, un dije, noble, lo recibió con dos lances de rodillas y pasó apuros al levantarse, recibiendo una fuerte voltereta. Continuó toreando con el capote. Con la muleta realizó un trasteo desigual en el que le faltó mando ante un novillo que salía en algunas ocasiones con la cara alta. Fue silenciado.

Al sexto, bien presentado, le zurraron muy fuerte la badana y se quedó corto tras la franela. David Salvador concretó una labor voluntariosa y fue ovacionado.

22_junio_17_sevilla.txt · Última modificación: 2017/06/23 10:41 por paco

Herramientas de la página