EL VESTIDO DE TORERO

La ropa del picador

EL TRAJE DE LUCES

El periodista Paco Delgado reivindica la importancia del color en el traje de luces
Justo Algaba: para torear, que ni sobre ni falte nada
Los diseños de Juan Mouíren

vestido_torero.jpg (62768 bytes)

Es el traje con el que se visten los toreros de a pie. Se le llama así por los efectos luminosos que producen al reflejar la luz las lentejuelas que lo adornan. Hasta el siglo XVII se confeccionaban en ante, pero desde entonces y hasta hoy se hacen en seda y se adornan con oro y plata. Es de destacar que el oro en los trajes sólo lo utilizan los matadores, novilleros y picadores, mientras que la plata y la seda es exclusiva de los banderilleros.

Composición de traje de luces:

La silla del torero. Este es un traje de Pepín Liria. Fotos de JA Ortega

MonteraMontera: Es la que va sobre la cabeza del espada y los banderilleros. Hasta el siglo XIX se utilizó el sombrero de tres picos, pero desde entonces se comenzó a utilizar la montera que está confeccionada en tejido rizado muy similar al cabello. Esta prenda ha evolucionado desde que se comenzó a usar.

 

Chaquetilla: Es una chaqueta corta que llega hasta la cintura. Por sus alamers y bordados en oro, plata y seda. De las hombreras cuelgan los machos. Es demasiado rígida y está abierta por las axilas para facilitar el movimiento de brazos del torero.


La taleguillaTaleguilla: Es el calzón ajustado y sujeto con tirantes que llega hasta las rodillas. En la parte inferior se ajusta con machos. Se le añade un fajin a manera de adorno.

Machos: Borlas con las que se ajusta la taleguilla y que cuelgan de lasMedias del torero hombreras.

Medias: De seda y color rosa. Llevan otras blancas de algodón por debajo.


Corbatín: Cinta muy fina que se anuda como corbata, generalmente del color del fajín que va ceñido en la taleguilla.

Detalle de un postizoCamisa.Coleta: Es una antigua moda del siglo XVII, que hoy persiste con el objeto de sujetar la montera. actualmente son postizas.

Camisa: Es de color blanco y viene adornada en su solapa con boleros o chorreras.


Capote de paseoCapote de Paseo: Es con la misma forma del capote de brega pero algo más pequeño y liviano. Es un elemento muy lujoso del traje de luces y sólo lo utilizan los espadas y banderilleros liado a sus trajes en el momento de hacer el paseillo. Suele ir adornado con figuras religiosas.

Zapatilla.Zapatillas: Son de color negro y no llevan tacón. Tienen una suela especial que evita los resbalones y por encima están adornadas con un lazo.

Trastos de torear:

  • El Capote: De lona muy gruesa o fibra sintética muy pesada, es de color rosa y con el envez amarillo generalmente, aunque algunos lo tienen azul, su corte es en forma de capa y sirve para burlar y torear.

Capotes a precios asequibles. Reportaje

  • La Muleta: Es de tela más ligera y pequeña que el capote, su color es rojo y va sujeta a un palillo. Es utilizada por el espada para templar y encauzar la embestida del toro.

El Estoque: Espada con la que se matan los toros. Tiene una ligera curva en la punta que se le denomina muerte.


Juan Mouíren nació en Arles en 1967. Empezó a pintar desde muy joven. Este diseño original del traje de alternativa de Morenito de Arles hizo que la sastrería madrileña Alejandro lo requiriera para diseñar trajes a las figuras...

 

PortalTaurino.com. Francisco José Ferrís. 14 de enero de 2003. El periodista Paco Delgado reivindica la importancia del color en el traje de luces

 
El pasado día 17 de diciembre se presentó en el Museo Valenciano de la Ilustración y Modernidad la última entrega de la colección “Al Quite” que edita la Diputación de Valencia. Se trata de una obra de el periodista Francisco Delgado, basada en el color de los vestidos de torear. 
 
Un gran conocedor del tema, como es el maestro Luis Fco. Esplá, fue el encargado de presentar el nacimiento de la obra, mostrando con grandes pinceladas el dominio del tema,  en su presentación transmitió la gran importancia que tiene el color dentro del espectáculo.
 
Seguidamente, la encargada en tomar la palabra fue la Diputada de Asuntos Taurinos, Carlota Navarro, quien realizó un repaso por toda la amplia carrera del periodista Francisco Delgado.

Día muy especial para Paco Delgado, quien ha querido dedicar muy especialmente este libro a su madre, que en el día de hoy cumplía años; “va por ti Mamá”. Paco Delgado nos habló del libro “El Color en el Toreo” donde ha querido reivindicar el traje de torear, el traje de luces, que es una prenda de diseño, de valor incalculable, es un objeto que desde hace casi dos siglos no ha sufrido prácticamente transformación. Destacar también que es el elemento primero que capta la atención del espectador cuando entra en la plaza de toros y esto hace que se realce la figura del toreo.
 
También ha querido aclarar en este libro, la confusión y el desconocimiento que hay en la nomenclatura y denominación de los colores con que se confeccionan los trajes de torear. Asímismo, nos describe numerosos colores diferentes, relatando anécdotas referidas a situaciones que se han producido con cada uno de los colores reseñados.

 

El sastre Justo Algaba, vistiendo a El Cordobés

Justo Algaba nos lo pone muy fácil: para torear, que ni sobre ni falte nada. Justo.

Se pone en boca de fray Román de Robles, el jefe de cuadrilla de la Ronda de Pan y Huevo, el que siempre hablaba a barlovento por unas viruelas endrinas mal curadas, un dicho: "Día llegará en que lo que hace maese Gonzaga valga para algo más que para hacer de justillo en los excesos de las damas glotonas..." ¿Y qué es lo que hacía el tal maese Gonzaga en alivio de delatores quebrantos...? Sencillamente, una especie de jubón en tela gruesa, con bordado en chorro de vino, siempre vertical y en cintillo de aguja... una taleguilla.

Así se lo cuento a Justo Algaba en su taller torero de la madrileñísima calle de Carretas. Y Justo sonríe a rajavaso. Luego te mira con esos sus ojos de banderillero joven que sabe que tiene sitio en las mejores cuadrillas.
- Bueno, sí... Algo de eso se hacía ya en el siglo XVII. Era una especie de calzona bordada en los laterales, que no solamente era para mozas rellenitas, sino también para caballeros.
- ¿Cuándo puede empezar a hablarse de un auténtico vestido torero concebido como tal?
La tijera corta la placenta de un alamar recién cosido.
- Cayetano Sanz, el gran torero de Madrid, ya intuyó algo. Sobre todo, el peligro que entrañaba lidiar toros con la anchura de lorzas que tenían los jobones corrientes. La casaca a medio muslo también era un peligro, dado que se abría con bastante frecuencia al estar trabada sólo con cordoncillo...
- Pero, según la historia, fue Costillares quien diseña los primeros vestidos para torear...
- Así es, en efecto. Pero Cayetano ya deja algo pergeñado. Por ejemplo, la conveniencia de sustituir la redecilla de madroños por algo más sólido que protegiera la cabeza. y también acotar la casaquilla a la altura de la cintura, evitando así el vuelo... Después, todos los que vinimos detrás fuimos poniendo nuestro granito de oro o de plata...
- ¿Vestido, traje o terno? ¿Con qué nos quedamos?
El jaboncillo de tiza anda haciendo jardines de sombras por el costado de la taleguilla.
- A mí, particularmente, me gusta decir, en su conjunto, ropa de torear. Y, luego, vestido.
- Un torero llega a tu casa. Quiere una obra tuya. Más o menos, ya sabe tus precios. ¿Cómo empieza la operación 'vestido nuevo '?
- Cada cual tiene su estilo. Y eso lo respeto. Pero yo trabajo en función de la anatomía del torero, de su psicología y de su fisonomía. Todos los toreros no tienen la misma constitución física. Es lo que yo llamo 'la hechura'. A un torero recio no hay por qué vestirle de oscuro. Y a un torero alto, se le pueden poner bordados verticales. ¡Claro que se le pueden poner! La cuestión está en cómo y dónde. Por eso digo que la hechura del torero es la que te inspira. Es como un lienzo sobre el que tienes que volcarte. Más importante que todo lo demás es la psicología. Tienes que comprender los gustos del torero, asimilarlos. O tener un tacto exquisito para llevar le la contraria. Pero, por supuesto, no es lo mismo un torero de faena quieta, de personalidad vertical, que otro con mayor dinámica en sus movimientos. Cada bordado tiene que responder a una exigencia concreta, no a un capricho. Eso se lo digo a los toreros y me entienden. Me ha costado un poco, ésa es la verdad...
- ¿y lo de la fisonomía?
- Tan importante o, quizá, más que la parte psicológica. A un torero moreno hay que vestirlo en moreno, por ejemplo. Que no chirríe nada en el conjunto.
- ¿Cuáles son los colores más solicitados y qué motivos de adorno?
- Hubo un tiempo en que casi todos pedían el blanco y oro. Poco a poco, fui convenciéndoles de que aquello era demasiado convencional. Y fuimos entrando en tonos claros, pero ya con fuerza. Y últimamente, se aceptan muy bien los tonos fuertes. En cuanto a los motivos, podemos decir que los hay de dos formas: vegetales y geométricos. Flores y líneas, ramas y círculos. O la mezcla de ambos elementos.
- Qué torero es el más difícil de vestir?
- Ninguno. Todo es cuestión de conjugar anatomía, psicología y fisonomía.
- Como aficionado, sé lo que sientes. Pero como sastre, ¿qué se te pasa por el alma cuando ves un vestido tuyo destrozado?
- Lo único que me importa es lo que haya dentro del vestido.

Y le creemos. Creemos a este Justo Algaba, artista creador, maestro en vestir miedos y triunfos.
- Un torero tiene que salir elegante y cómodo a la vez. Sin que nada sobre ni que nada se eche en falta...
Nos pone muy fácil el remate: Que ni sobre ni falte. Justo.

La ropa del picador

La Corrida de toros. Las suertes

 

 
©PortalTaurino, SL Pastor y Landero, 6-4º  41001 Sevilla España.  Contacto con PortalTaurino