Herramientas de usuario

Herramientas del sitio


madrid_temporada_2022

Madrid Temporada 2022

Corrida de la Virgen de la Paloma

Lunes, 15 de agosto: Toros de Fuente Ymbro para Jairo Miguel, ovación/ovación, Ángel Sánchez, palmas/oreja y Adrien Salenc, que confirmó alternativa, ovación/silencio. Video resumen del festejo, AQUí.

Ángel Sánchez pide paso: oreja en el día de La Paloma

Portentosa actuación del madrileño ante una dura y correosa corrida de Fuente Ymbro sin opciones. Valerosa confirmación de Adrien Salenc.

Por Alberto Bautista

Una paupérrima entrada para el día de La Paloma: 4.901 espectadores para una fecha destacada en el calendario venteño, pero que este año no ha contado con un cartel atractivo de ahí la desastrosa asistencia. La empresa pero sobre todo la Comunidad de Madrid, debe cuidar el día de La Paloma como uno de las grandes atractivos de la temporada, pero fuera de la feria de San Isidro y en uno de los días más taurinos del año se antoja harto complicado.

De los que estaban, Ángel Sánchez es el que mas aprovechó las escasas oportunidades que ofreció la enésima corrida de Fuente Ymbro: cortó una oreja del quinto tras una importante actuación siendo volteado sin aparentes consecuencias. Supo extraer con suma facilidad momentos de lucimientos personales con un oficio inusitado en un trasteo de cercanías frente a un toro que acabó orientado en las postrimerías de faena. Dejó una gran estocada que le otorgó sin tapujos una oreja de Madrid, de las antes. Con el manso y deslucido tercero estuvo muy por encima de otro toro serio al que le costaba un mundo desplazarse. Pocas opciones le ofreció el astado, pero ofreció la regularidad que ofrece este torero con la tizona le hace ganar enteros.

Adrien Salenc, que confirmaba alternativa ofreció también una imagen seria. El que fuera uno de los alumnos aventajados de la escuela de El Juli saludó dos ovaciones gracias a la actitud, ante un lote de matadero y muy peligroso. El de toro de su confirmación que brindó a su apoderado, un toro serio y muy astifino (al igual que toda la corrida) le zarandeó por los aires de feas maneras pero continuó en la cara como si tal cosa. Hubo temple porque el francés quiso hacer un toreo ligado y por abajo a un toro a la defensiva que no paraba de lanzar gañafones. La estocada marca de la casa fue consistente y el público le reconoció el esfuerzo realizado tributándole una respetuosa ovación. También con el sexto, el compromiso fue el exhibido en su primero. Muy capaz durante toda la tarde pero en este caso con el que cerró función, muy descastado y orientado apenas le ofreció la más mínima opción de triunfo.

Completaba el cartel Jairo Miguel, un torero en el ostracismo que fue calificado como niño prodigio al tomar la alternativa en México con tan sólo 16 años. Sin apenas contratos ni oportunidades, el compromiso de Madrid se antojaba como trascendental pero con el toro serio y para colmo con la aspereza que ofrecieron los pupilos de Ricardo Gallardo apenas sin pudo mostrar credenciales. Y eso, que al extremeño fueron a parar los toros que medianamente más se dejaron de un encierro sencillamente para olvidar. Al menos, ofreció una imagen ciertamente solvente. Con su primero estuvo a merced de las arrancas del Fuente Ymbro en un trasteo largo que no contentó a nadie y con el cuarto, estuvo más entonado en la corta distancia pero tampoco llegó a apuntar nada. Aun así, dio muestras sobradas de su compromiso en este duro caminar.

Lunes 15 de agosto de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - menos de un cuarto de plaza en tarde de agradable temperatura (4.901 espectadores). Festividad de la Virgen de la Paloma. Corrida de toros de Fuente Ymbro - bien presentados, serios y astifinos pero mansos y descastados con peligro - (con peligro y complicado el primero, con buen pitón derecho el segundo, manso y deslucido el tercero, peligroso con movilidad el cuarto, complicado el quinto y descastado y orientado el sexto) para Jairo Miguel de blanco y plata (ovación con saludos en ambos), Ángel Sánchez de crema y azabache (ovación con saludos y oreja) y Adrián Salenc - que confirmó la alternativa, de azul purísima y oro (ovación con saludos en ambos). José Luís López “Lipi” saludó tras parear al sexto.

Otros festejos celebrados

Certamen de Novilladas Nocturnas

Jueves,11 de agosto: Ultimo festejo nocturno. Toros de Jose Cruz para Roberto Armendariz, oreja, Iván Magro, ovación, Francisco Palha, oreja y petición, Miguel Moura, ovación, Oscar Borjas, (que confirma alternativa), ovación tras petición, y Mario Pérez Langa, ovación.

Jueves, 4 de agosto. Gran final. Novillos de Fuente Ymbro para los finalistas del Certamente de Novilladas Nocturnas: Juan Pedro García Calerito, silencio y silencio, José Fernando Molina, oreja y vuelta tras petición, y Jordi Pérez El Niño de las Monjas, ovación y silencio.

José Fernando Molina se lleva la final y salva una mediocre novillada de Fuente Ymbro. Por Alberto Bautista. Cuatro trofeos paseados lleva José Fernando Molina en sus tres comparecencias del curso en Las Ventas. Una puerta grande que pudieron ser dos, si llega a tener mayor fuerza y recorrido el deslucido quinto de la final del certamen de novilladas nocturnas que precisamente se alzó como claro triunfador de un ciclo que ha contado con muchos novilleros de escaso bagaje y pobre nivel: las cosas cómo son. Granjearse en la primera plaza del mundo como pasaporte para torear en pueblos, nunca puede ser un escaparate, aunque en los tiempos que corren se ha convertido en la opción deseada y mayoritariamente aceptada en el escalafón inferior.

De preparación anda sobrado el albaceteño Molina, que aprovechó las buenas arrancadas del bravo segundo tras descargar sobre la plaza una abundante tormenta. Largura en el trazo y repetición fueron las cualidades más repetidas de un “Comisario” de Fuente Ymbro de bandera. Faena profunda que pecó de encimista y que tras la portentosa estocada le otorgó el único apéndice de la noche. El quite por gaoneras en el quinto, le valió por sí solo alzarse como triunfador aunque su juego fuese el de un novillo moribundo ante el que se justificó de manera excesiva en la corta distancia a lo Roca Rey. De torear, lo que se dice torear ni pío… pero los arrimones de cara a la galería encendieron al público. Estocada desprendida y la consabida petición de oreja de autobús, que el presidente hizo bien en no atenderla.

“El Niño de las Monjas” que se metió en la final tras cortar una oreja la semana pasada en la estimable novillada de Toros de Brazuelas, tuvo buenas intenciones pero escaso acierto. Recibió a su primero a portagayola, un novillo que no tuvo ni clase ni tampoco recorrido, los enganchones afearon una voluntariosa labor. Con el sexto fue silenciado en una actuación larga a la par que deslucida. Por su parte, “Calerito” no tuvo opciones ante un lote desrazado: a su primero le faltó repetición dejando una estocada baja para acto seguido arreciar el citado suculento tormentón y, con el cuarto volvió a ser silenciado ante otro de Gallardo que bajó la persiana en los inicios: duró un suspiro.

Jueves 4 de agosto de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - más de un cuarto de plaza en noche veraniega (7.824 espectadores). Certamen de novilladas de promoción. “Cénate Las Ventas”. Gran final. Novillada con picadores de Fuente Ymbro - desiguales de presentación y juego, escasos de raza - (flojo y encastado el primero, encastado y con duración el segundo, brusco y sin humillar el tercero, a menos el cuarto, descastado el quinto y desrazado el sexto) para “Calerito” de azul marino y oro (silencio y silencio tras aviso), José Fernando Molina de verde pistacho y oro (oreja y vuelta al ruedo) y “El Niño de las Monjas” de mandarina y oro con cabos negros (ovación con saludos y silencio tras aviso).

Jueves, 28 de julio. Novillos de Toros de Brazuelas para Juan Pedro García Calerito (debuta en plaza), vuelta/ovación tras petición, Fernando Plaza, silencio y ovación, y Jordi Pérez El Niño de las Monjas (debuta en plaza), ovación y oreja.

Oreja para “El Niño de las Monjas” en una interesante novillada de Toros de Brazuelas. Por Alberto Bautista. La ganadería de Toros de Brazuelas tomó antigüedad anoche en Madrid: seis novillos con su cuajo y barba por delante. De juego desigual, pero de excelente transmisión con al menos tres ejemplares (los lidiados en primer, cuarto y sexto lugar) de notables embestidas y es que desde 1985 no lidiaba en Las Ventas una divisa vallisoletana tras la desaparecida de los Hermanos Molero y el resultado, no pudo ser mejor. La realidad es que da gusto volver a Madrid, donde sale el toro. Muchas de las novilladas lidiadas en el presente curso han tenido más trapío que todas las corridas de toros juntas de esos pueblos de Dios con animalitos de presencia más que justa y los pitones… mejor ni hablamos. Madrid, como soplo de aire fresco un día más; y un aviso a navegantes: el toro y el novillo acorde a la categoría de cada plaza, pero siempre debe ser lidiado en toda su integridad. También la exigencia del palco, y su criterio dispar en ocasiones; llegó hace tiempo a Las Ventas.

El encierro castellano fue el último previsto antes de la gran final del próximo jueves y donde se lidiará una novillada de Fuente Ymbro (se anuncia también para la festividad del 15 de agosto), Gallardo repetirá en Otoño con otra corrida de toros. El ganadero gaditano, debería empadronarse en Madrid y ya puestos pasar a engrosar la lista de personal de Plaza 1. Lidiará siete tardes esta temporada: pocas me parecen…

Para esa final ya hay finalistas: “Calerito”, José Fernando Molina y “El Niño de las Monjas”, este último gracias al apéndice que arrampló del sexto en un emotivo trasteo y con toda la capacidad para ello: portagayola incluida, variado de capa en un vibrante inicio por hinojos y muletazos de estimable trazo. Antes había saludado una ovación tras pasaportar al rajado tercero.

“Calerito” con la alternativa sevillana anunciada a principios de temporada, dio una imagen de torero hecho, pero dio una vuelta al ruedo por su cuenta como si estuviera en La Algaba o en Morón de la Frontera. Ese gesto le restó tras una entonada actuación donde quedó patente su valor. Al natural, fue su actuación en el cuarto al que faltó un mayor acople. Hubo petición no atendida en sus dos novillos.

A Fernando Plaza ya le conocíamos tras dejar gratas sensaciones en 2019. Ese aire Josetomasista le sigue acompañando, su gusto personal es proporcional a la firmeza que atesora. Los de Brazuelas echaron por tierra su arrojo. Su primero no terminó de arrancar y el quinto, lo aniquilaron en el caballo. Caló su buen concepto en una actuación más de emoción que de ligazón: hay que darle más oportunidades. Apuntado queda…

Jueves 28 de julio de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - un cuarto de plaza en noche veraniega (7.082 espectadores). Certamen de novilladas de promoción. “Cénate Las Ventas”. Novillada con picadores de Toros de Brazuelas - bien presentados, desiguales de juego: bravos y encastados primero, cuarto y sexto - (bravo sin motor el primero, a menos el segundo, rajado el tercero, con calidad el cuarto, deslucido el quinto y encastado el sexto) para “Calerito” - que se presenta de buganvilla y oro (vuelta al ruedo tras petición y ovación con saludos tras petición), Fernando Plaza de lila y oro (silencio y ovación con saludos) y “El Niño de las Monjas” - que se presenta de butano y oro con cabos negros (ovación con saludos y oreja).


Jueves, 21 de julio. Novillos de Aurelio Hernando para Javier Montalvo, silencio/silencio, Jesús Ángel Olivas (debuta en plaza), silencio/ovación, y Juan José Villa Villita (debuta en plaza), silencio/silencio.

Mansada de Aurelio Hernando y seis silencios de solemnidad: “Cénate Las Ventas”. Por Alberto Bautista. El titular que ilustra la crónica parece hecho a imagen y semejanza, y todo… desde el momento que se anunció el hierro veragueño de Aurelio Hernando. Se quejará el ganadero, cuando replique que no le dan oportunidades (diría que demasiadas) para lidiar mansadas tras mansadas entre amasijos de kilos. De kilos, ayer no es que hubiera muchos: mal presentada la novillada, utreros indecorosos para la plaza de Madrid. La prensa callará como de costumbre, ¿dónde quedó la independencia?

De la terna novilleril y sin querer dramatizar por aquello de no hacer leña del árbol caído poco hay que suscribir. Javier Montalvo, cosecha del 92 (o sea 30 años… ahí es nada y ¡¡¡novillero!!!). Creo que está todo dicho. Lo demás, ya sobra. Su fuerte no es que sea la suerte suprema con dos bajonazos infames amén de la estocada haciendo guardia que se cubrió de gloria con el abre plaza. En la muleta no pasó de aseado ante el primero que se movió, pero anduvo falto de empuje, y con el cuarto se alivió en exceso en un trasteo que no pasó de la indiferencia. Se agradece la afición taurina que pueda contemplar, pero los sueños; sueños son…

Jesús Ángel Olivas que se presentaba, pasó sin decir nada (como la mayoría de los novilleros, salvo excepciones): el estratosférico ruedo y las voces discrepantes deben eclipsar al más pintao. De estilo recio, al menos quiso ligar los muletazos dentro de la heterodoxia. El segundo tuvo un juego deslucido y el quinto fue un inválido de libro. El pésimo manejo de los aceros empañó su tenue actuación.

“Villita”, novillero de la escuela de Madrid hizo también el paseíllo destocado. No tuvo opción de nada, más que de sortear dos moruchos de nulo juego. Se pasó toda la noche entre banderazos y trallazos. Para el recuerdo, los dos buenos pares de Curro Javier al tercero y la brega en el sexto.

Jueves 21 de julio de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - un tercio de entrada en noche calurosa (7.695 espectadores). Certamen de novilladas de promoción. “Cénate Las Ventas”. Novillada con picadores de Aurelio Hernando - terciados de presentación y de diferentes volúmenes: mansos, deslucidos y descastados - (noble el primero, con transmisión el segundo, deslucido el tercero, muy deslucido el cuarto, inválido el quinto y desrazado a la par que deslucido el sexto) para Javier Montalvo de obispo y oro (silencio tras aviso en ambos), Jesús Ángel Olivas - que se presentó de grana y oro (silencio tras aviso y ovación con saludos tras división) y “Villita” - que se presentó de azul marino y oro (silencio y silencio tras aviso). Curro Javier se desmonteró tras parear al tercero.


Jueves, 14 de julio. Novillos de Vistalegre para Rocío Romero, que debutaba en plaza (silencio y silencio), José Fernando Molina (ovación y palmas), y El Melli, que también debuta en plaza (silencio y silencio).

Solitaria ovación para José Fernando Molina en una infumable novillada de Vistalegre. Por Alberto Bautista. La asistencia a las novilladas nocturnas de promoción se está convirtiendo en toda una experiencia religiosa, así como en un ejercicio pasional de afición taurina, sino fuera así es harto complicado que con la canícula madrileña y el calor que desprende la piedra la plaza registre entradas como la de anoche, si a eso le sumamos la novillada infumable que nos tragamos ya rellena por completo la cuadratura del círculo. Falta eso sí, las presentaciones de rigor de novilleros sin el bagaje ni las condiciones necesarias (que es peor) para venir a Madrid, como fue el caso de Rocío Romero. Es trascendental para la fiesta que las mujeres se abran en un mundo claramente masculino donde la sombra del machismo es alargada y sino, que se lo pregunta a Cristina Sánchez, pero lo de anoche de Rocío Romero roza el esperpento.

Nadie entiende como pudo estar acartelada una novillera que no se puso ni una sola vez y que esperaba como los subalternos le colocaban en tablas los novillos (lidió cuatro tras devolverse los dos primeros) como otrora ocurría con Curro Romero o Rafael de Paula al quitarle “el rocío a los toros”, un ejercicio que los maestros realizaban tras estar mermados físicamente pero que Rocío Romero no puede realizar tal indignidad por la imagen paupérrima que dio, así como la nula ambición de no querer ser torero; y todo en su presentación en la primera plaza del mundo. Y pasó lo que tenía que pasar. El primero tris que acabó lidiándose el reseñado como cuarto, complicado y a la defensiva dejó un ramillete de trapazos propio de un capeo. Obsequió al respetable con un bajonazo. El sobrero de Virgen María que fue a la postre de lo mejorcito de la noche, lo reventó el picador en otro disparate de lidia. Había que reventar al novillo dada la incapaz de la cordobesa. Dicho y hecho. De la faena me abstendré de comentar otro petardo descomunal. Por vergüenza torera, ayer… debió de cortarse la coleta en un ejercicio de dignidad, cosa que no hubo atisbo alguno. No es ser duro, es ser realista.

La sensatez la trajo José Fernando Molina que regresó a Las Ventas tras salir en volandas la tarde de su presentación el pasado mes de junio y no dejó pasar la ocasión para estirarse de capa en variados quites: chicuelinas y verónicas. Saludó una ovación en su primero, el único potable del encierro desclasado de Vistalegre en un trasteo de mucha exposición en una labor de cercanías donde encontró respuesta en los tendidos y un notable pitón derecho del utrero. El pinchazo previo a la estocada restó méritos a una entonada actuación. Fue silenciado con el quinto, un novillo deslucido ante el que estuvo acertado con el capote en quites, pero algo acelerado con la muleta.

“El Melli” novillero de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), hizo también su presentación en el coso de la calle de Alcalá y mostró sus credenciales con el capote, sobretodo en el tercero; en un vistoso manejo de la seda en el saludo capotero y en un galleo por chicuelinas, muy torero. Lástima que la faena transcurriera de más a menos en un trasteo de más disposición que brillo. Finalmente, tuvo que echar mano del verduguillo tras dejar una estocada baja. Volvió a escuchar silencio con el flojo y descastado sexto que cerró el festejo.

Jueves 14 de julio de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - menos de un cuarto de plaza en noche de calor sofocante (7.052 espectadores). Certamen de novilladas de promoción. “Cénate Las Ventas”. Novillada con picadores de Vistalegre (1º bis Albarreal y 4º bis Vírgen María) - terciados de presentación y de escasas opciones - (complicado y deslucido el primero, correoso el segundo, a menos el tercero, noble con transmisión el cuarto, deslucido el quinto y descastado el sexto) para Rocío Romero - que se presenta de lila y oro (silencio en ambos), José Fernando Molina de caña y oro (ovación con saludos y silencio) y “El Melli” - que se presenta de rosa palo y oro (silencio en ambos). El subalterno Víctor Nieto de la cuadrilla de “El Melli” fue atendido durante la lidia al “presentar contusión 1/3 distal cara posterior de muslo derecho. Pronóstico leve que no le impide continuar la lidia”.

Jueves, 7 de julio. Certamen de Novilladas Nocturnas Novillos de la Ganadería Saltillo para Diego Peseiro, silencio en su lote, Francisco Montero, silencio en su lote y José Rojo, ovación tras petición y ovación.

José Rojo brilla en el inicio de las nocturnas. Por Alberto Bautista. Tres novillos de Fuente Ymbro completaron la novillada que estaba anunciada para que hiciera su aparición el centenario hierro de Saltillo en Madrid, pero los veterinarios en los reconocimientos previos echaron por tierra el trabajo de Joaquín Moreno Silva, sin motivo aparente toda vez que la opacidad de las actas en los reconocimientos sigue sin ver la luz, a diferencia de Sevilla donde la transparencia en los corrales es un ejercicio racional para la afición. El caso, es que no había parece ser más ganaderías en el campo que la finca de Gallardo a donde fueron a buscar el remiendo. Tres novilladas (dos de ellas entre San Isidro y la lidiada en junio) más dos corridas también en el ciclo isidril y otra novillada anunciada para la final del certamen de novilladas nocturnas (que para colmo lidiará otra corrida de toros en otoño) no parece ser suficiente para la empresa que vuelve a anunciar siempre que puede a la divisa gaditana como si las demás ganaderías no mereciesen semejante oportunidad - esperemos que no sea un 2×1; pero es un desvarío anunciar a Saltillo con FY, dicho sea de paso…

El caso es que la afición pedía con ansiedad novilladas en horario nocturno por aquello de la climatología, pero la pobre entrada no respondió al reclamo. Apenas 7.000 espectadores entre guiris, chinos y lo de todos los años en esta época. En cuanto a lo artístico, José Rojo saludó dos ovaciones gracias a sus ganas. Solo eso. Su primero de Saltillo fue complicado y el novillero hizo un esfuerzo en una actuación comprometida. Dejó una estocada arriba en la que hubo petición, pero no llegó a cuajar. El sexto fue otro novillo bruto y complicado de Fuente Ymbro que soltaba la cara, pero el alcarreño no se dejó nada en otra labor firme. Sin tener un lote de garantías, dio la cara y merece su repetición… pero tampoco fue para tirar cohetes.

Tanto Diego Peseiro como Francisco Montero deberían replantearse seriamente sus carreras con 24 y 29 años, respectivamente. La imagen mostrada no es para menos en una sucesión de pases y pases y más muletazos carentes de todo. Sus actuaciones fueron un quiero y no puedo, vociferando a los novillos en el caso de Montero quien al parecer se encuentra a las puertas de su alternativa y, Peseiro dando un espectáculo indescifrable con los rehiletes. ¡Sin comentarios, vaya!. El portugués Peseiro que tuvo dos potables novillos de su lado, no bajó la mano en ningún momento al primero de Saltillo, que fue bueno y tuvo calidad por el pitón derecho. Todo lo hizo a media altura, en un trasteo donde anduvo completamente a merced. El bajonazo y el mitin con el descabello infiriéndole golpes en el hocico con el verduguillo fue un espectáculo absolutamente bochornoso. Su segundo de FY, tuvo transmisión y movilidad a raudales, la actuación transcurrió entre el mar de pases habitual. Auténticamente insufrible.

No fue para menos la despedida como novillero de Francisco Montero, curtido en las capeas que anda en caída libre. Ya no queda rastro alguno de aquel novillero audaz a la par que interesante curtido en las capeas del campo charro y que ilusionó a la afición. Sorteó un novillo de Saltillo que no terminó de descolgar pero que se dejó torear y que acabó echando la persiana en vista de las carencias del gaditano. Muleteo inapetente y bajonazo, marca de la casa. El quinto, fue el novillo de la noche: “Hurón” de FY, nos recordó a interesantes astados que Ricardo Gallardo ha lidiado en Madrid. La bravura y la calidad, permanecen inalterables en esta ganadería de procedencia Jandilla. El caso, es que Montero ni está ni se le espera. No dijo ni pío. Madrid necesita novilleros preparados para afrontar el trance de matar una novillada. ¡No más experimentos, por favor!

Jueves 7 de julio de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - menos de un cuarto de plaza (6.857 espectadores). Certamen de novilladas de promoción. “Cénate Las Ventas”. Novillada con picadores de Saltillo (1º, 2º y 3º) - Fuente Ymbro (4,º 5º y 6º) - desiguales de presentación. Los de mayores opciones: 1º, 4º y 5º - (noble con clase el primero, orientado el segundo, complicado el tercero, con calidad el cuarto, con humillación el quinto y bruto y complicado el sexto) para Diego Peseiro de coral y oro (silencio tras aviso y silencio), Francisco Montero de blanco y plata (silencio y silencio) y José Rojo de buganvilla y oro (ovación con saludos tras aviso y ovación con saludos). Parte médico de Daniel Sánchez: “El subalterno Daniel Sánchez, de la cuadrilla de Francisco Montero, cogido en la lidia del segundo de la noche. Atendido en la enfermería de una contusión costal y puntazo corrido en axila izquierda. Pendiente de estudio radiológico. Pronóstico reservado que le impide continuar la lidia”.


Domingo 3 de julio: toros con el hierro de José Enrique Fraile de Valdefresno y sobrero de Montealto, para David Galván, ovación y silencio, Gómez del Pilar, ovación y oreja, y Francisco José Espada, silencio y ovación. Video resumen AQUí

Oreja para Gómez del Pilar en una tarde tétrica en el palco. Por Alberto Bautista. La temporada en Las Ventas va cogiendo velocidad de crucero. Comenzó el mes de julio, pero en Madrid fuera de San Isidro da la sensación de que es muy complicado cogerle el pulso y más en un domingo de verano con 35 grados y con un horario vespertino poco atractivo. Conclusión: apenas 5.000 espectadores para un cartel de muchos argumentos que mereció una mayor asistencia. Las nocturnas que comenzarán el próximo jueves, reivindicarán (estoy seguro) que la clave es dotar de continente más que de contenido a los festejos.

No obstante, los aficionados tuvieron demasiada paciencia para ver un desfile de inválidos (¡cómo no!) de Valdefresno, esta vez con el hierro de José Enrique Fraile donde las decisiones (gran parte de ellas, erróneas) del palco le erigieron en un inexorable protagonista de la tarde. Y es que mantener dos inválidos como fueron el cuarto y el sexto (aunque aguantaran en la muleta) y conceder un trofeo muy justo a Gómez del Pilar previo a un pinchazo, no es baladí.

Como manteníamos, Gómez del Pilar - tal vez como premio a su importante tarde paseó la oreja del quinto: el único de mayores opciones del encierro salmantino y donde el toledano le corrió la mano con soltura robándole importantes y poderosos naturales. Tuvo el lote franco Del Pilar y rozó la puerta grande que no pudo cruzar su umbral por culpa de la espada. Emborronó con la tizona otra actuación contundente al segundo: un encastado “Cigarro” en otra labor de premio. Se fue hasta en dos ocasiones a la puerta de chiqueros. Madrid reconoció su hombría al inicio del festejo sacándole a saludar tras sufrir una dura cornada la tarde de Escolar al final de San Isidro y donde precisamente también paseó una oreja. Segunda consecutiva que corta en Las Ventas este año y que indudablemente le debe servir sin reproche alguno para estar en la feria de otoño.

David Galván trenzaba su primera comparecencia de esta temporada en Las Ventas tras brillar en la Copa Chenel. Ni qué decir tiene el buen corte que atesora y que lo puso de manifiesto una vez más, aunque su asignatura pendiente siga siendo la espada. Detalles de toreo carísimo y de muchos quilates el de este torero que goza de un temple exquisito. Lo poco que pudo mostrar ante el sobrero de Montealto que abrió la tarde fue por abajo, como gusta en Madrid. El toreo eterno, el que da y quita. A la faena le faltó continuidad y el fallo con los aceros lo dejó todo a medias. Fue silenciado frente al cuarto ante otro inválido y a la defensiva, al que trasteó con suma dignidad.

Francisco José Espada sorteó el peor lote de la tarde. Faena anodina la del tercero ante un toro muy deslucido que despachó de un infame bajonazo y con el sexto, otro inválido de libro y que a pesar de las protestas le corrió la mano con suma parsimonia. La estocada haciendo guardia, no ayudó a apaciguar los ánimos del personal que aguantó estoico dos horas largas de festejo. ¡Qué paciencia y qué afición la de algunos!…

Domingo 3 de julio de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - menos de un cuarto de plaza en tarde calurosa (5.441 espectadores). Corrida de toros de José Enrique Fraile de Valdefresno (1º bis Montealto) - bien presentados, pero blandos y descastados a la par que inválidos. Se salvó el segundo - (noble con calidad el primero, encastado con calidad el segundo, inválido y deslucido el tercero, inválido el cuarto, manejable el quinto e inválido el sexto) para David Galván de blanco y oro (ovación con saludos tras aviso y silencio tras aviso), Gómez del Pilar de gris plomo y oro con cabos negros (ovación con saludos tras aviso y oreja tras aviso) y Francisco José Espada de coral y oro (silencio y ovación con saludos tras aviso). Al finalizar el paseíllo, saludó una ovación Gómez del Pilar tras la cogida sufrida el pasado 31 de mayo en la corrida de José Escolar en plena feria de San Isidro. Ángel Otero y Pedro José Cebadera saludaron tras parear al quinto.

Ciclo de Novilladas de Triunfadores

Domingo, 26 de junio. Novillos de Fuente Ymbro para Víctor Hernández, oreja, ovación y vuelta, Diego García, ovación y silencio, e Isaac Fonseca, oreja y herido.

Hernández y Fonseca que cae herido, cortan oreja ante otra encomiable novillada de Fuente Ymbro. Por Alberto Bautista. La última novillada del mes de junio fue una reválida a cara o cruz. Se apoderaba la expectación de tarde importante en los prolegómenos en el patio de cuadrillas, los nervios a flor de piel que si hay algo que destacar por encima de todo fue la tremenda competencia en una terna que regresaba a Las Ventas tras haber cuajado actuaciones algunas más memorables que otras. Por lo pronto, el más aclamado fue Víctor Hernández con permiso de Isaac Fonseca en otra muestra de coraje y corazón más que de toreo y, que pagó con sangre una vez más su encorajinada apuesta.

Victor Hernández es un torero muy hecho y con una zocata extraordinaria. Quedó patente su gusto ante el primer Fuente Ymbro tras sufrir dos aparatosas volteretas sin aparentes consecuencias más que la paliza ante un novillo muy complicado y malo al que aguantó estoicamente. Ante disposición en el inicio por estatuarios y en los finales por naturales de gran tersura rubricada de una estocada que tuvo premio. Hubo protestas en el tendido 7 para Hernández, pero luego desaparecieron en la vuelta al ruedo de Fonseca por una faena de bastante menor peso. ¡Qué cosas!

Saludó una ovación del cuarto, que fue merecedor de la vuelta al ruedo en un conjunto excepcional de Fuente Ymbro (con al menos cuatro novillos de notable juego). No se acopló el alcarreño con el ejemplar de Gallardo bravo y encastado que tomó siempre los engaños por bajo. En la retina dejó otra serie de naturales de gran factura, pero se dejó escapar un toro de premio. Pudo redimirse con el que estoqueó por Fonseca, pero en el sexto solo hizo buena una magnífica estocada que se cobró en dos tiempos de un trasteo que no llegó a calar en los tendidos. Aun así, hubo muletazos sueltos. Víctor Hernández estará (si nada lo remedia) en la feria de Otoño en la novillada inaugural del abono madrileño, excepto que los despachos se empeñen en otra cosa.

Isaac Fonseca quiere ser torero por encima de todos. No es que sus demás compañeros no quieran, pero es que este mexicano sale a comerse el mundo tarde tras tarde. No iba a ser menos en su despedida como novillero en Madrid. Arrojo y valor, tiene para dar y tomar. Aunque el único que lidió, el tercero de Fuente Ymbro fue de altos vuelos y eso que no estuvo todo lo atinado que se esperaba. Faena de épica y tremendismo más que de toreo. Todo el pundonor del mundo. La faena iba subiendo de temperatura cuando en una serie de muletazos le alcanzó en la pierna derecha y sufrió una cornada, brotaba la sangre, pero el mexicano aguantó como un jabato. Faltaba la guinda de la espada y no falló. Genial estoconazo de efecto fulminante. Madrid rendido a Fonseca. Otra oreja más en su esportón y una cornada con dos trayectorias. No pudo salir a estoquear al sexto. ¡Pronta recuperación!

Diego García que regresó tras salir a hombros el pasado 1 de mayo (Hernández lo hizo en la novillada inaugural de la temporada el pasado 27 de marzo), pasó sin pena ni gloria por Las Ventas. Saludó una ovación del segundo un novillo mal presentado por hechuras, un zapatito. La faena no llegó a prender. Toreó mecánico y faltó continuidad ante un utrero áspero y a contra estilo. Dejó una estocada contraria y algo caída. Con el quinto, otro novillo de encomiable por bueno y de excepcional movilidad de FY también merecedor de vuelta al ruedo (hubo petición) que el novillero de Sanse haciendo una labor lucida no caló en los tendidos con un toreo más efectista que de lucidez. Hubo pasajes por ambos pitones, pero a la faena le faltó una mayor rotundidad.

Domingo 26 de junio de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - un tercio de entrada en tarde primaveral (6.974 espectadores). Novillada con picadores de Fuente Ymbro – justos de presentación pero de gran juego del tercero al sexto, ambos incluido - (complicado el primero, áspero el segundo, encastado el tercero, bravo el cuarto, de gran movilidad el quinto y con opciones el sexto) para Víctor Hernández de lila y oro (oreja, ovación con saludos tras aviso y vuelta al ruedo tras aviso por el que estoqueó por Isaac Fonseca), Diego García de agua marina y oro (ovación con saludos y silencio) e Isaac Fonseca de azul purísima y oro (oreja y herido). Al finalizar el paseíllo, Víctor Hernández y Diego García saludaron una ovación desde el tercio. Ángel Otero en el primero e Iván García en el tercio, saludaron en banderillas. Parte médico de Isaac Fonseca: “Herida por asta de toro en 1/3 medio cara interna pierna derecha con dos trayectorias, una ascendente de 15 cm. y otra hacia fuera de 10 cm., que producen destrozos en musculatura gemelar. Fractura mandibular izda. pendiente de estudio radiológico. Contusión en mano derecha pendiente de estudio radiológico. Intervenido en la enfermería bajo sedación de su lesión en la pierna y trasladado a la Fundación Jiménez Díaz para valoración por Cirugía Maxilofacial. Fdo. Dr. García Leirado”.

Domingo, 19 de junio. 2ª Novillada de Triunfadores. Novillos de Los Chospes para Antonio Grande, ovación/silencio, José Fernando Molina, que se debutaba en plaza, oreja/oreja, y Arturo Gilio, que reaparecía tras la grave cornada sufrida en San Isidro, silencio/silencio.

Entrega desmedida de José Fernando Molina en Las Ventas: puerta grande al valor desbocado. Por Alberto Bautista. Ha sido este 19 de junio un domingo grandioso y de puerta grande: la del Maestro Capea en su despedida memorable en Guijuelo con sus nietos cortándole la coleta y qué con casi 70 tacos le ha cortado un rabo a un toro de casa junto a su hijo y su yerno como convidados de piedra: El Capea y Perera. ¡Ahí es nada!. Y a cavilar ha puesto también esta tarde en Madrid, José Fernando Molina a un escalafón novilleril que viene pisando fuerte y que gracias a Dios los jóvenes aseguran sin aspavientos una continuidad del arte de Cúchares, por más que a muchos politiquillos sectarios y de tercera división les pese. ¡Que el toreo no es de derechas ni de izquierdas señores, que es del pueblo!, ya lo decía García Lorca… pero algunos parecen mirar a otro lado.

El caso es que sin titubeos el novillero de la escuela de Albacete, José Fernando Molina ha dado una lección de entrega y de cómo se debe venir a Madrid. Era su presentación en Las Ventas y cayó de pie: con susto en la portagayola incluido y cosechando sendas actuaciones de gran dimensión. Porque mal que le pese al sector más contestatario de la plaza, Molina ha estado en novillero. No ha dejado pasar ni una: portagayola, paliza posterior, quites, bernardinas, estocadas (vale sí, la del sexto algo baja), entrega desmedida y hasta un pitonazo que le proporcionó el mal aire que tuvo el quinto de Torrealba (que fue el remiendo de la novillada de Los Chospes por cierto, con algunos ejemplares impropios de la plaza de Madrid). El gran “Hurtador” no le robó la cartera al manchego en un trasteo de cadencia y conexión en los tendidos ante un novillo que fue un dechado de clase y humillación con un poderoso pitón derecho que supo aprovecharlo a la perfección el novillero. Cerró por bernadinas (¿no hay otro cierre de faena?) y el estoconazo tuvo premio. Oreja de ley. Sin gilipolleces…

Con el quinto, hubo tiras y aflojas antes, durante y después de la concesión del trofeo. Fue una prenda buena el de Torrealba qué con todo el valor del mundo, Molina tiró otra vez la moneda sin dejarse absolutamente nada y pagando incluso con sangre su heroica actuación. Como ya hemos comentado un derrote seco del novillo le hirió en el rostro, pero siguió toreando no pareciendo importarle mucho. Lo estaba cuajando… y lo cuajó en una faena memorable y nada fácil. Arrimones de infarto frente a un colorado cuajado y con hechuras de toro. Y llegó la hecatombe con la espada: se tiró a tumba abierta, cayó algo baja y el público (la mayoría aficionados del novillero, venidos desde Albacete) le pidieron el trofeo, se concedió y la ya consabida protesta del 7. Por la actitud, raza y entrega… no seré yo quien vaya a protestar la puerta grande. Otras más baratas se han visto esta temporada, al igual que hurtos consabidos como la oreja ganada a pulso por Jorge Martínez.

Antonio Grande que taurinamente no dice ni pío, está más que preparado para dar el salto al cuatreño. Tiene oficio para dar y tomar, pero no destaca prácticamente por nada. Con buen concepto, eso sí, pero no pasa de discreto y eso que tuvo a un primero para al menos cortarle una oreja, un novillo mal presentado de Los Chospes que bien pasaba para lidiarse en una sin caballos. Toreó asentado a un utrero siempre a la defensiva pero que se dejó y tuvo clase y humillación para dar y tomar. La espada voló baja y entre las protestas del 7, saludó una tímida ovación. El cuarto se quedó a mitad del muletazo en otro trasteo anodino.

Regresó a Las Ventas el mexicano Arturo Gilio tras su grave cogida el día de su presentación en plena feria de San Isidro. Esta vez, pasó sin pena ni gloria toda vez que se empotró contra un lote deslucido y a la defensiva que no le proporcionó ni el más mínimo atisbo de triunfo siendo silenciado en sus dos turnos, y eso que la espada le funcionó a las mil maravillas. Aguantó estoico coladas e impertinencias del tercero de Los Chospes en una labor breve que solventó de una meritoria estocada. El sexto de Torrealba y con el público a la contra tras la concesión del apéndice que suponía el triunfo de Molina, unido a la aparición de incómodas rachas de viento, no le dejó expresarse en la primera parte de la faena para posteriormente, ya más templado dejar pasajes estimables en redondo por el pitón derecho para despenarlo de otro zambombazo con la tizona. Aunque para zambombazo el de José Francisco Molina en su presentación: puerta grande al valor desbocado.

Domingo 19 de junio de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - menos de un cuarto de plaza en tarde soleada (5.018 espectadores). Novillada con picadores de Los Chospes (1º, 2º, 3º y 4º) y Torrealba (5º y 6º) - desiguales de presentación. Los de mejor juego fueron los corridos en primer y segundo turno. De escasa raza y con diferentes connotaciones los restantes - manejable el primero, de gran clase y con movilidad el segundo, deslucido el tercero, a menos el cuarto, complicado y con peligro el quinto y deslucido con finales el sexto- para Antonio Grande de blanco y oro (ovación con saludos y silencio), José Fernando Molina - que se presentó en Las Ventas de azul cielo y oro (oreja y oreja) y Arturo Gilio de verde botella y oro (silencio y silencio). Al finalizar el paseíllo, se guardó un minuto de silencio tras el fallecimiento el viernes 17 de junio del maestro Andrés Vázquez.

Puerta Grande de José Fernando Molina en su presentación en Las Ventas. Plaza 1, 12 junio 2022. El albaceteño José Fernando Molina, que se presentaba este domingo en la Plaza de Toros de Las Ventas, ha logrado salir a hombros por la Puerta Grande del coso venteño tras cortar oreja y oreja a su lote de Los Chospes y Torrealba.

José Fernando se fue a portagayola con el primero de su lote de Los Chospes y fue cogido aparatosamente, sin consecuencias. Con la muleta comenzó en los medios, sometiendo con la diestra, logrando templar y llevarlo humillado, dejándole siempre la muleta en la cara para ligar un muletazo tras otro. Más incierto fue el novillo por el pitón izquierdo, lo que le hizo volver a la diestra para dejar una última gran serie antes de cerrar con manoletinas de nota. Al dejar la estocada entera fue de nuevo prendido y paseó el primer trofeo.

Mucho mérito tuvo su labor con el quinto de la tarde de Torrealba. Inició la faena con la diestra, dándole mucha distancia al animal y logrando muletazos de mucho calado. Acortó su recorrido el de Torrealba, con mucho peligro al final de cada viaje. En la distancia corta, a base de exponer mucho, logró sacar naturales de mucho mérito. Otro espadazo puso en su mano la oreja que le abría la Puerta Grande.

Firme fue la tarde de Antonio Grande, que saludó una ovación desde el tercio con el que abrió plaza. Muy decidido pero con escasas opciones Arturo Gilio, silenciado en su lote, en la tarde de su reaparición tras la grave cornada sufrida en San Isidro.


Domingo, 12 de junio. Novillos de Montealto para Manuel Diosleguarde, silencio y silencio, Daniel Barbero, silencio y silencio, y Álvaro Burdiel, ovación y vuelta tras petición.

Vuelta al ruedo de Álvaro Burdiel en Las Ventas. Plaza 1, 12 junio 2022. Una vuelta al ruedo ha dado este domingo el novillero Álvaro Burdiel en las primera de las tres novilladas de triunfadores programadas en el mes de junio en la Plaza de Toros de Las Ventas.

Burdiel, que había saludado una ovación tras lidiar al primero de su lote, dejó buenos pasajes con la diestra ante el novillo de Montealto que cerraba la tarde. Por ese pitón pudo dejar muestra del concepto que atesora y ligar muletazos largos. Mató de estocada y hubo petición de oreja no atendida por el palco.

En las manos de Daniel Barbero llegó una faena que tuvo mucho interés con el segundo de la tarde. Buen novillo de Montealto al que Barbero dio distancia y lució con la diestra, dejando varios cambios de mano brillantes. No lo vio claro con la espada, con la que emborronó su actuación y terminó escuchando dos avisos.

Muy hecho volvió a mostrarse Manuel Diosleguarde, que dejó lo más destacado de su tarde con el novillo que abrió el festejo. Trató de cuidarlo Diosleguarde y logró dejar buenos momentos aprovechando la calidad de la embestida del animal, al que le faltó fuerza para que la actuación terminara de coger altura

Feria San Isidro

Domingo, 8 de mayo

Lunes, 9 de mayo

Martes 10 de mayo

Miércoles 11 de mayo

Jueves 12 de mayo

Viernes 13 de mayo

Sábado 14 de mayo. Rejones

Domingo 15 de mayo

Lunes 16 de mayo

Martes 17 de mayo

Miércoles 18 de mayo

Jueves 19 de mayo

Viernes 20 de mayo

Sábado 21 de mayo

Domingo 22 de mayo

Lunes 23 de mayo

Martes 24 de mayo

Miércoles 25 de mayo

Jueves 26 de mayo

Viernes 27 de mayo

Sábado 28 de mayo

Domingo 29 de mayo. Rejones

Lunes 30 de mayo

Martes 31 de mayo

Miércoles 1 de junio. Corrida de la Beneficencia

Jueves 2 de junio

Viernes 3 de junio

Sábado 4 de junio

Domingo 5 de junio

Feria de la Comunidad

Lunes 2 de mayo: Corrida Goyesca. Uceda Leal, Antonio Ferrera y Francisco de Manuel (confirmación) (Toros de El Cortijillo). Uceda Leal reverdece laureles en la Goyesca. Por Alberto Bautista. Uceda Leal que regresaba a Las Ventas tras su última tarde en junio de 2017, firmó una notable tarde en la tradicional corrida Goyesca del día de la Comunidad de Madrid. Dejó su aroma de toreo caro en su primero tras devolverse el titular de El Cortijillo, se corrió turno y arribó el reseñado como cuarto al que le enjaretó una faena de mano baja y plena de toreo caro con un par de tandas al natural que hizo rugir los tendidos. La pésima colocación de la espada le dejó sin un más que merecido trofeo y dio una vuelta de ley. Volvió a tirar de actitud frente al desrazado sobrero de El Cortijillo que hizo cuarto, ante el que no pudo hacer más que justificarse con un compendio de toreo fundamental, disposición y detalles torerísimos ante el que saludó una calurosa ovación. En el horizonte queda el hueco dejado por el herido De Justo el día de San Isidro en la corrida de El Parralejo donde el torero del barrio de Usera gana enteros. Confirmó alternativa Francisco de Manuel que firmó una tarde de absoluta profesionalidad cobrándose dos portentosas estocadas. Saludó dos ovaciones tras estoquear un lote abrupto de El Cortijillo. Abrió plaza un toro hondo al que le faltó descolgar pero que posibilitó pasajes estimables sobre ambas manos aunque lo de mayor composición fluyó con la zurda. Dejó una buena estocada el toro tardó en caer y afloraron los avisos. Con el sexto tampoco se marchó de vacío y se justificó ante un ejemplar bruto y con genio al que trató de templar sus embestidas. Volvió a aflorar su firmeza y decisión en una tarde de absoluta dimensión. Por su parte, Antonio Ferrera fue silenciado en sus dos turnos: con su primero falto de fondo y raza no se amilanó y sacó el repertorio que acostumbra. Hubo división en cada lance y la estocada voló baja. Con el desabrido y aquerenciado quinto no hubo opciones. Lunes 2 de mayo de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - un cuarto de plaza en tarde nubosa (6.463 espectadores). Feria de la Comunidad de Madrid. Corrida Goyesca. Toros de El Cortijillo (4º bis El Cortijillo) - correctos de presentación pero de juego desigual. Sobresalió el segundo - (noble sin descolgar el primero, con movilidad el segundo, potable el tercero, deslucido el cuarto, manso y desrazado el quinto y bruto y sin clase el sexto) para Uceda Leal de agua marina e hilo negro (vuelta al ruedo tras petición y ovación con saludos), Antonio Ferrera de azul añil e hilo negro (silencio en ambos) y Francisco de Manuel que confirmó su alternativa - de blanco e hilo negro (ovación con saludos tras dos avisos y ovación con saludos tras aviso). Al finalizar el paseíllo, sonaron los acordes del himno de España.

Domingo 1 de mayo: David Garzón, Miguelito y Diego García (Novillos de María Gascón). Sanse tiene torero: Diego García, puerta grande en Las Ventas. Por Alberto Bautista. La feria de la Comunidad de Madrid comenzó con una incuestionable puerta grande de Diego García que fue el dueño y señor de la novillada que sirvió de apertura al mini ciclo madrileño. Y refiero incuestionable por la disposición que ofreció el novillero de Sanse en su presentación en Las Ventas que con apenas seis tandas y una estocada rubricó la tarde de su vida. Tal vez en el sexto no mereció el doble trofeo pero el conjunto de la tarde y tras hurtarle el Presidente el apéndice que se pidió de forma mayoritaria en el tercero, hace que su salida en volandas sea incuestionable. Hechos, no palabras huecas. Y en este caso, actitud y disposición de un novillero que quiere abrirse camino y eso que la novillada de María Cascón no se prestó al éxito: invalida a la par que desrazada con dos remiendos de El Parralejo y Casa de Los Toreros para abrir y cerrar la tarde, que perfectamente pudieron ser cuatro si el Presidente hubiese actuado en consecuencia. Como decíamos Diego García, demostró a golpe de actitud argumentos más que suficientes en el tercero al ofrecer un repertorio de recursos ante un novillo manso, rajado y huidizo. La muleta siempre puesta y disposición por doquier en un trasteo que recorrió la vuelta completa al anillo venteño entre la mansedumbre de su oponente. La petición fue mayoritaria (más que le pesen a algunos) y el Presidente no aplicó el reglamento. El novillero dio la vuelta al ruedo con algunas protestas del sector más contestario. Pero la obra de su vida estaba por llegar. El sexto bis de Casa de Los Toreros (antiguo Martelilla) salió al ruedo tras devolverse el titular de Cascón, tuvo clase y humillación a raudales en la muleta del sansero. El sobrero con reminiscencias de Santiago Domecq que brindó a su madre en un día tan señalado - tuvo enorme condición y muchas virtudes, sobre todo por el pitón izquierdo que entendió a la perfección en un trasteo medido y con el público a favor del novillero, cuyos tendidos coparon sus partidarios que despeñó al novillo de un portentoso estoconazo. Puerta grande y la feria de otoño que se le abre de pleno junto a otro triunfador de la temporada en Madrid: Víctor Hernández. Veremos si lo ganado en el ruedo se cumple y se respeta en los despachos. David Garzón a quien recordamos en su presentación en el inicio de San Isidro 2018, ha dado un cambio en su concepto: más relajado y templado que entonces. Buenas sensaciones dejó con el sobrero que hizo primero de El Parralejo un novillo de buena condición en los primeros tercios pero muy venido a menos en la muleta. El ecuatoriano dejó buenas sensaciones y compuso bien la figura pero mató mal siendo silenciado. El cuarto, fue un novillo deslucido de escasa condición y de pésimo juego que no le ayudó en un trasteo anodino. Miguel Senent “Miguelito” que también se presentaba en Las Ventas fue silenciado en sus dos turnos. Su primer oponente deslucido e inválido se caía y debió ser devuelto pero el Usía se empeñó en mantenerlo. Sin opciones el valenciano que naufragó en una labor intermitente y pleno de enganchones. El quinto, fue el único novillo que se salvó del conjunto salmantino: noble con posibilidades pero el público le afeó su colocación (al hilo del pitón) y el pésimo manejo de los aceros. Domingo 1 de mayo de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - mas de un cuarto de plaza en tarde nubosa (5.586 espectadores). Feria de la Comunidad de Madrid. Primera de abono. Novillada con picadores de María Cascón (1º bis El Parralejo y 6º bis Casa de los Toreros)- correctos de presentación pero descastados e inválidos a excepción del quinto - (noble el primero, flojo y deslucido el segundo, manso y rajado el tercero, manso encastado el cuarto, con movilidad el quinto y el sexto) para David Garzón de azul Rey y oro (silencio y silencio tras aviso), Miguelito de coral y oro (silencio y pitos tras aviso) y Diego García que hizo su presentación - de agua marina y oro (vuelta al ruedo tras petición y dos orejas). Juan Jose Rueda “El Ruso” saludó en banderillas tras parear al sexto.

Lunes 2 de mayo: Corrida Goyesca. Uceda Leal, Antonio Ferrera y Francisco de Manuel (confirmación) (Toros de El Cortijillo).

Domingo 24 de abril: Sánchez Vara, ovación y silencio, Luis Bolívar, pitos y silencio, y Thomas Duffau, ovación y silencio. Con toros de Los Maños-Saltillo. Galería de imágenes: AQUí. Video resumen: AQUí. Los Maños y Dufau destacan en el desafío. Por Alberto Bautista. El hierro de Los Maños, en su primera comparecencia con toros en la Plaza de Las Ventas, ha destacado en el desafío protagonizado con Saltillo. Dos toros, tercero y cuarto de la tarde, fueron ovacionados en el arrastre. Precisamente con el tercero de la tarde llegó el trasteo de muleta más brillante, de la mano de Thomas Dufau. El francés, que pudo lucir al toro con las verónicas de recibo, comenzó su faena en los medios con la muleta en la izquierda. Por ese pitón llegaron dos buenas tandas y la faena creció con la diestra, aprovechando la clase del toro de Los Maños. Dufau pinchó y saludó desde el tercio. Una ovación saludó Sánchez Vara tras lidiar al de Saltillo que abrió plaza, mientras Luis Bolívar escuchó pitos y silencio.

Triunfa en el desafío ganadero la nobleza baturra de Los Maños. ABC, 25/04/2022. Por Andrés Amorós. En la nueva edición de los 'desafíos ganaderos', la novedad es la ganadería de Los Maños, la primera aragonesa que lidia corrida de toros en esta plaza (y va a debutar en San Isidro con la novillada inicial). Es reciente, de encaste Santa Coloma, y logró el indulto de un toro en Zaragoza, en 2014. Compite con una ganadería mítica, la de Saltillo, fundada a mediados del XIX, un encaste propio, de procedencia Vistahermosa. Esta tarde, ganan claramente los toros de Los Maños, bravos y nobles el tercero y el cuarto; los de Saltillo, complicados. En un cartel internacional, no lidian estos toros las figuras sino tres 'gladiadores'; triunfa el francés Thomas Dufau, como Macron, pero sin necesidad de segunda vuelta.

Sánchez Vara, de Guadalajara, ha rebasado los cuarenta años y los veinte, como matador. En 2016, en Las Ventas, le tocó el toro Cazarratas, de Saltillo, condenado a banderillas negras. Al primer Saltillo le tapan la salida, en varas. Sánchez Vara resuelve en banderillas; al natural, aguanta los arreones con gran oficio. Mata con habilidad pero caído. Recibe al cuarto, de Los Maños, con dos largas cambiadas. El toro acude antes de que le llaman, repite, humilla: un gran toro. Promete el comienzo de la faena, rodilla en tierra; se lo enrosca a la cintura en buenas series. Apunta a triunfo pero no redondea. Intenta matar recibiendo pero no lo consigue.

Al colombiano –nacido en Panamá– Luis Bolívar le consideraron el gran sucesor de César Rincón. Llevó su carrera Victorino Martín. Frenó su trayectoria una grave cornada, en su alternativa, hace dieciocho años. En enero de 2022, ha sido el triunfador de la Feria de Manizales. El segundo, de Saltillo, derriba con fuerza, humilla pero se apaga rápidamente, se pone andarín. Bolívar sólo logra algunos derechazos y mata a toro arrancado. El quinto, de Los Maños, es incierto: todo queda en un trasteo voluntarioso, sin brillo. No ha sido su tarde.

El francés Thomas Dufau, de Mont-de-Marsan, con once años de alternativa, ha cortado ya oreja en Las Ventas. Aprovecha bien la nobleza del tercero, de Los Maños, en verónicas y en naturales, muy firme. Por la derecha, arma un verdadero lío pero mata a la segunda y pierde el trofeo. Arniches diría que no se ha achantado ante un Matón de muy buen fondo. Devuelto por flojo el último, el sobrero, de Saltillo, es largo, alto, estrecho y pesa 573 kilos. Un público muy gritón arma un verdadero guirigay en varas y por la mala lidia. El toro no pasa: desiste y mata mal.

Don Antonio Chacón, el gran cantaor, se definía con una metáfora taurina: «Yo soy como los toros de Saltillo, que, cuando me llega la sangre a la pezuña, embisto con más fuerza». No han sido así los de esta tarde. Más me han recordado a la canción de Joaquín Sabina: «La tarde del manso de Saltillo». Y me he acordado también de la maravillosa Imperio Argentina, por la 'nobleza baturra' de los toros de Los Maños, venidos casi desde los Pirineos, claros triunfadores de este desafío ganadero.

Otros festejos celebrados

Domingo 27 de marzo: Carlos Aranda, palmas y silencio, Víctor Hernández, ovación y dos orejas, y Uceda Vargas, silencio y vuelta tras petición (Novillos de Los Chospes). Víctor Hernández, por la Puerta Grande en la primera de la temporada en Las Ventas. Se presentaba en el coso venteño, ya dejó una grata impresión con el primero de su lote. El fallo con los aceros le cerró la posibilidad de trofeo. Saludó una ovación. Con el quinto cuajó una gran obra, con mucha quietud y mando. Conectó con el tendido desde el inicio, con pases cambiados en los medios y molinetes. Los mejores momentos llegaron por el pitón derecho, donde encontró mucha continuidad en la embestida del novillo de Los Chospes. El novillo dobló tras la estocada entera y paseó las dos orejas. Una vuelta al ruedo dio Uceda Vargas con el que cerraba la tarde, mientras Carlos Aranda, a las puertas de su alternativa, se mostró muy solvente y pudo dejar detalles con el primero de la tarde. Escuchó palmas. Galería fotográfica: AQUí. Video del festejo: AQUí.

Domingo 3 de abril: Novillos de Hermanos Sánchez Herrero (bien presentados, de escaso juego), para Carlos Olsina, (palmas, silencio y silencio tras dos avisos), José Rojo, (herido y ovación con saludos tras aviso) y Daniel Barbero, (silencio y vuelta al ruedo). Ocho avisos, vuelta al ruedo y un milagro. Por Alberto Bautista. Ocho grados marcaban los termómetros cuando salió el primer novillo de la gélida y fría tarde invernal que nos trasladaba al recuerdo aquellas tardes de Ajalvir a primeros de año, una rasca que agarrotaba hasta el alma en un festejo condicionado por el viento. La novillada de los Hermanos Sánchez Herrero de poco juego y de inmaculada presencia con toda su cara y guadañas impolutas sacó a relucir a una terna de novilleros con las espadas romas, y es que los ocho avisos son el claro ejemplo de que el juego de las tizonas (como casi siempre) restó un preciado botín. Carlos Olsina, muy hecho pero sin apuntar nada pasó de puntillas por la reválida venteña. Dejó un trasteo largo y decoroso con el noble primero bis, obtuvo silencio ante el parado cuarto y pasó un quinario al intentar deshacerse del correoso segundo que minutos antes había perforado la chaquetilla del joven José Rojo - afloraron los avisos y el novillo se fue al corral. En total, cinco avisos para un novillero con 25 años. La diosa fortuna estuvo del lado de José Rojo que sufrió una dramática cogida al estoquear al primero de su lote. La guadaña del pitón derecho le entró como un puñal por la chaquetilla. Cayó inerte sobre la arena, la plaza se congeló más de lo que estaba. Se hizo el silencio. Antes, había dado muestras de su compromiso y valentía. Le corrió la mano sobre la base del poder en terrenos de chiqueros a una auténtica alimaña. La cuadrilla se lo llevó en volandas camino de la enfermería donde salió tras una sonora ovación a lidiar al quinto, un utrero parado y deslucido ante el que volvió a aflorar su dimensión pero sobre todo las ganas de querer abrirse camino. La estocada cayó arriba, el novillo tardó en caer y con ello, las opciones de tocar pelo se esfumaron, pero dejó huella y la empresa debe repetirlo en las novilladas del verano… si es que hay temporada a cuentas de la suspensión (¿o no?) del pliego. Daniel Barbero, dio una vuelta al ruedo tras realizar lo más destacado de la tarde, en una labor lucida y en la corta distancia a base de derechazos y de un par de tandas en redondo que caló en los tendidos. En el tercero, fue silenciado en una labor plana en consonancia con su toreo. Domingo 3 de abril de 2022. Plaza de toros de Las Ventas -menos de un cuarto de plaza en tarde gélida, ventosa e invernal. Novillada con picadores de Hermanos Sánchez Herrero (1 bis Hermanos Sánchez Herrero)- bien presentados pero de escaso juego en líneas generales a excepción del sexto - (justo de fuerzas el primero, agresivo y de juego imposible el segundo, noble el tercero, deslucido el cuarto, parado el quinto y con duración el sexto) para Carlos Olsina de rosa y oro (palmas, silencio tras tres aviso por el que estoqueó por José Rojo y silencio tras dos avisos), José Rojo que hizo su presentación - de corinto y oro (herido y ovación con saludos tras aviso) y Daniel Barbero de verde botella y oro (silencio tras aviso y vuelta al ruedo tras aviso). José Chacón saludó una ovación tras parear al sexto. Parte médico de José Rojo: “Puntazo corrido en la cara anterior del tórax, contusiones en rótula derecha y tendón de aquiles izquierdo. Puntazo inframandibular derecho. Pronóstico leve, salvo complicaciones, que no le impiden continuar la lidia. Fdo. Dr. García Leirado”.

Domingo 10 de abril: Domingo de Ramos. Emilio de Justo en solitario con (Toros de Palha, Pallarés, Victorino Martín, Parladé, Domingo Hernández y Victoriano del Río). Lesionado al entrar a matar al 1º, oreja. Sobresaliente: Álvaro de la Calle: silencio, palmas, vuelta al ruedo, ovación y ovación. Crónica del festejo: Dignidad de Álvaro de la Calle en la dramática encerrona de Emilio de Justo. Por Por Alberto Bautista. La apuesta en solitario de Emilio de Justo se truncó tras una escalofriante cogida al entrar a matar a un encastado toro de Pallarés, era el primero de un festejo que comenzó con un dato significativo: lleno aparente y más de 20.000 espectadores en el Domingo de Ramos más emocionante de los últimos años que se recuerdan. Emilio de Justo llegaba de estreno, la plaza entregada y el extremeño no defraudó a las expectativas con una soberbia actuación al encastado ejemplar de Pallarés de gran codicia y humillación. Una declaración de intenciones fueron los comienzos sobre la mano izquierda aprovechando el gran pitón del toro. Antes, lo había cuajado con el capote. Faena breve en los medios y Madrid bramando en cada tanda. Se tiró a tumba abierta con la mala fortuna de ser fuertemente volteado. Cayó con un tremendo golpe en la cabeza y el parte médico de la clínica Fraternidad a donde fue trasladado tras pasar por la enfermería de Las Ventas, no aporta esperanzas con un cuadro clínico muy severo; que certifica pocas probabilidades para que su temporada no haya puesto el punto y final. El palco otorgó un trofeo cuando el público pidió dos. La megafonía informó la imposibilidad de la salida del extremeño. La tarde quedaba en solitario para Álvaro de la Calle, un torero salmantino curtido en mil batallas y que esta tarde en Madrid ha tenido la reválida de su carrera y la ha saldado con absoluta dignidad, la misma que humildad tiene. Silencio tras dos avisos, palmas, vuelta al ruedo tras petición, ovación con saludos en los dos últimos fue el balance de una tarde que para nada debe desmerecer su meritoria actuación, para un torero que recordemos apenas torea. No se confió demasiado con el de Domingo Hernández, la plaza bastante fría con el sobresaliente y enmudecida aún con la fatalidad de De Justo - en una faena de escaso brillo de cara a la galería. El viento hizo su presencia en una tarde condicionada por ello. Dejó una estocada arriba, el toro tardó en caer y sonaron dos avisos. Palmas recibió a la muerte del tercero con el hierro de Victorino Martín, un toro deslucido y de corto viaje que perdió las manos y al que le faltó fuerza. El toro de la tarde - y me atrevería a asegurar que uno de los más destacados de la temporada (en San Isidro hubiese recibido todos los premios), fue el cuarto de Victoriano del Río, toro importante y de excepcional clase. Tomó tres puyazos - el último arrancándose desde los medios, tuvo alegría y prontitud en la muleta y hubo pique en quites entre sobresalientes: De la Calle y Banti. Antes lo recibió de rodillas con una larga afarolada. La faena transcurrió con el toro humillando en exceso y De la Calle le corrió la mano con suavidad y largura. Dejó una estocada casi entera, afloró la petición pero el Presidente solo quiso atender a la vuelta al ruedo para el toro. De la Calle, se quedó sin un más que merecido trofeo pero esta vez sí, dio la vuelta al ruedo con honores. El quinto con el hierro de Palha no terminó de descolgar en una faena de escaso brillo pero de absoluta dignidad del espada castellano, dicho sea de paso. Saludó una ovación. Hizo lo propio en el sexto de Parladé, un toro que recibió en la puerta de chiqueros al que también le costó desplazarse. En definitiva: dignidad, honestidad e integridad, valores que encarnan a Álvaro de la Calle en su paso fulgurante por Madrid y, que en ningún caso deben empañar una trágica encerrona para un Emilio de Justo que tocó el cielo pero que la historia le dará - estoy seguro, una segunda oportunidad. Que así sea. Ficha técnica del festejo: Domingo 10 de abril de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - más de tres cuartos de plaza en tarde primaveral (20.139 espectadores). Domingo de Ramos. Toros de Pallarés (1º), Domingo Hernández (2º), Victorino Martín (3º), Victoriano del Río (4º), Palha (5º) y Parladé (6º) - bien presentados de juego desigual. Destacaron primero y el excepcional cuarto - (encastado con codicia el primero, desfondado el segundo, deslucido el tercero, encastado y de gran calidad el cuarto, a menos el quinto y deslucido y de poco juego el sexto) para Emilio de Justo de azul marino y azabache (oreja con petición de la segunda en el único que estoqueó), el sobresaliente Álvaro de la Calle de canela y oro (silencio tras dos avisos, palmas, vuelta al ruedo tras petición, ovación con saludos y ovación con saludos). Saludaron en el 1º José Chacón y Jesús Arruga. En el 4º, Andrés Revuelta y Jesús Arruga, y José Chacón por la brega, también saludaron. “Duplicado”, número 145, nacido en 03/17, de 556 kilos, cárdeno salpicado, premiado con la vuelta al ruedo. Al finalizar el paseíllo, Emilio de Justo saludó una ovación desde el tercio. Jeremy Banti actuó como segundo sobresaliente. Parte médico de Emilio de Justo - Muprespa: “Trasladado de la Plaza de Toros de Las Ventas con dolor cervical intenso y limitación funcional severa de la columna cervical, pero sin ninguna afectación neurológica sensitiva ni motora. Se realiza RX en la que no se objetivan desplazamientos ni luxaciones, TAC de columna cervical con fractura estallido de masa lateral izquierda de atlas (C1) y fractura estallido de masa lateral derecha de Axis (C2) sin desplazamientos apreciables. Se realiza también resonancia magnética urgente sin que se aprecie afectación medular ni lesiones ocupantes de canal, con lesión ligamentosa atlantoodontoidea. El paciente queda ingresado a la espera de inmovilización definitiva. Pronóstico muy grave”. ©Imágenes, arriba: Emilio de Justo y Álvaro de la Calle. Plaza1.

Domingo 17 de abril: Domingo de Resurrección. Curro Díaz, ovación y vuelta tras petición, Sergio Serrano, ovación y ovación, y Tomás Campos, silencio y silencio (Toros de El Montecillo). Crónica del festejo: Caviar de Curro Díaz por Resurrección. Por Por Alberto Bautista. La familia Loriente de la Ossa se estrenaban como propietarios de la divisa de El Montecillo en una fecha señera en el calendario taurino: la del Domingo de Resurrección en Las Ventas. Un hierro cuyo artífice fue el recordado Paco Medina, un valiente ganadero al que conocí hace ya algunos años en su finca toledana de Orgaz de la mano del curso de periodismo taurino. Un estreno, que no puede tildarse más que de fiasco. Tan sólo Curro Díaz fue capaz de realizar lo de mayor calado del festejo. Toreó muy encajado a la verónica durante toda la tarde y a él fueron a parar los dos únicos toros de El Montecillo con ciertas opciones. Abrió plaza un toro distraído en los primeros tercios, pero sobre la base del oficio cimentó el de Linares una faena de largura en el trazo tras dibujar pasajes de gran belleza. La estocada caída y algo desprendida no fue concluyente. Saludó una ovación. Se resarció ante el cuarto, otro toro potable que embistió con franqueza en la muleta y al que toreó muy encajado al natural. En la retina quedó un ramillete de muletazos enroscándose al toro por la cintura embistiendo a cámara lenta y paladeando el toreo que gusta en Madrid y en Sebastopol. La obra no llegó a completarse por la falta de fuerzas del oponente y, la faena no terminó de prender. La espada cayó delantera y aunque el público le pidió un más que merecido apéndice, el palco dio al traste con la petición. Dio una vuelta al ruedo con honores, de esas que valen más que una oreja. Del caviar de Curro Díaz pasamos a los arrestos de Sergio Serrano, un torero de Albacete con mucho valor y determinación que pasó de puntillas por el coso de la calle de Alcalá. Le robó pases al peligroso segundo al que recibió a portagayola y que no regaló ni una embestida. Ídem con el quinto, otro toro de escaso recorrido y duración ante el que apostó en una lucha a cara o cruz sin premio. Tomás Campos, el más nuevo de la terna no tuvo opción. Se movió el tercero sin mucha clase que digamos, pero el extremeño sucumbió a una faena larga con múltiples banderazos ante una parroquia desinhibida. Con el sexto que debió ser devuelto, no tuvo actitud ante un toro que reponía cada una de sus embestidas y donde los enganchones fueron el común denominador. Lógicamente, ¡así es imposible!. Ficha técnica del festejo. Domingo 17 de abril de 2022. Plaza de toros de Las Ventas - Mas de un tercio de plaza en tarde primaveral (7.494 espectadores). Domingo de Resurrección. Corrida de toros de El Montecillo - correctos de presentación, brutos y de escaso juego a excepción del cuarto - (bruto el primero, brusco el segundo, a menos el tercero, noble con movilidad el cuarto, a menos el quinto e inválido el sexto) para Curro Díaz de azul cielo y oro (ovación con saludos y vuelta al ruedo), Sergio Serrano de caña oro (ovación con saludos en ambos) y Tomás Campos de espuma de mar y oro (silencio tras aviso y silencio).


madrid_temporada_2022.txt · Última modificación: 2022/08/16 13:06 por paco